La odisea de estar seis horas parados en un tren hotel Vigo-Barcelona

El patón afectó a varios pasajeros de Ourense que estuvieron desinformados durante una buena parte de la espera

 

Imagen de los pasajeros del tren hotel que cubría el trayecto Vigo-Barcelona.
Imagen de los pasajeros del tren hotel que cubría el trayecto Vigo-Barcelona.
La odisea de estar seis horas parados en un tren hotel Vigo-Barcelona

La avería en una catenaria de la línea ferroviaria entre Astorga y Barrientos dejó parados de madrugada a 250 pasajeros del tren hotel que cubría este domingo el trayecto Vigo-Barcelona y al que subieron varios pasajeros en la estación de Ourense. Según fuentes de Renfe, el retraso total fue de 374 minutos, es decir, más de seis horas.

"Estuvimos toda la madrugada parados en Astorga (León) sin saber por qué, hasta que al final nos dieron alguna explicación y un pícnic para desayunar. Hemos llegado al destino, pero después de un viaje muy duro", explica Valentina Martínez, oriunda de Ribadavia y residente en Barcelona. "La aglomeración fue en la cafetería cuando nos dieron algo de comer. Fue todo un poco caos, y cuando te informan de que te devolverán el importe del billete pasas a ser un sujeto sin importancia. Eso no lo arregla. No es lo mismo un retraso de un par de horas que este", añade la afectada.

"A las 07,43 horas aún no teníamos ninguna información por parte de Renfe. Estábamos a esa hora en Palencia y la gente muy alterada y enfadada, ya que la hora de llegada a destino era a las 08,48. A las nueve informaron de que el problema se produjo en la catenaria. Viajaban muchos niños y el viaje resultó muy pesado", relata este vecino de Palmés.

Fuentes de Renfe confirman el motivo del retraso de "374 minutos". El "eufemismo" del tiempo añadido al previsto también generó molestar en las redes, donde algún viajero del tren no dudó en quejarse. "Voy en este tren, vaya vergüenza. Seis horas parados con abuelos y niños en el vagón. ¿Qué derechos tenemos aparte de la devolución total del importe del billete?", preguntaba a la cuenta de información de Renfe uno de los afectados. "Qué gracia el número de minutos, suerte que el personal es muy amable", añadía otro.