CELEBRACIÓN

Balnearios y casas rurales se llenan con la fiesta de fin de año

Establecimientos como Oca Hotel Vila de Allariz o el Parador de Santo Estevo tienen sus cotillones reservados desde hace varios días

Una familia disfruta de las aguas termales de Laias.
Una familia disfruta de las aguas termales de Laias.
Balnearios y casas rurales se llenan con la fiesta de fin de año

La festividad de Fin de Año se traducirá en Ourense en llenos en varios establecimientos hosteleros, empezando por los de turismo rural, que son de los más escogidos por los clientes, tanto de la propia provincia como de otros puntos de Galicia e incluso de fuera de la Comunidad. Aunque son varios los establecimientos que cierran estos días, los que permanecen abiertos han colgado el cartel de completo para estas fechas "con bastante antelación", según certifica Javier Torquatti, portavoz de la asociación Limia Verde.

Esta asociación agrupa a 13 establecimientos de las comarcas de A Limia, Celanova o Monterrei, con alrededor de 180 plazas "totalmente ocupadas este fin de semana, en un 60% con grupos, bien familias o pandillas de amigos, y en el otro 40% con parejas", añade Torquatti. En cuanto a las procedencias, "vienen de toda Galicia, pero también tenemos clientes de Madrid o País Vasco", señala.

Eduardo Martín Pita, del establecimiento Eido das Estrelas, en A Veiga, confirma que también está al completo "con grupos de amigos y familias, que ya habían reservado desde hacía meses. Así como en Navidad fueron sobre todo madrileños, ahora son en su mayoría gente de otros puntos de Galicia".

También con el cartel de completo colgado está el único establecimiento balneario abierto estos días del grupo Caldaria, el de Laias (Lobios y Arnoia no abrirán sus puertas nuevamente hasta el próximo 15 de febrero de 2018). "La última reserva de nuestras 98 habitaciones se cerró hace ya 20 días y se trata sobre todo de clientela particular, familias que vienen con los niños o en pareja a disfrutar del paquete especial de fin de año", explica Alberto Canal, responsable de comunicación de Caldaria. Este paquete incluye además de la estancia en el hotel y el cotillón de fin de año, tratamientos balnearios con aceite tibio y termarium.

Otros dos establecimientos que unen este fin de año su oferta hotelera junto con cotillón en un paquete conjunto son el hotel Oca Vila de Allariz y el parador de Santo Estevo de Ribas de Sil. "Estamos al completo desde hace casi dos semanas", señala Vanesa Dacosta, jefa de recepción del establecimiento. Se trata, sobre todo, de gente "de Galicia y alrededores, que han optado por el paquete que ofrecemos este año de estancia más cotillón por 219 euros", añade. Una propuesta que le ha servido para llenar las 39 plazas del establecimiento.

En el parador de Santo Estevo, sus 77 plazas están también al completo, "sobre todo con familias con niños", según certifican desde recepción.

En cuanto a los hoteles de la ciudad, la mayor parte tienen también sus plazas con buenos niveles de ocupación, aunque no alcanzan el 100%. Es el caso del Princess, que, según señala la recepcionista Paloma González, "rondará el 95% de plazas ocupadas el domingo, con cliente de Madrid, A Coruña, Asturias o la vecina León".

En el NH, este sábado tenían reservadas 34 de sus 41 habitaciones y el domingo ya son 39, con lo que rozan el lleno a la espera de alguna reserva de última hora.

El Francisco II también espera rozar el lleno el día 31, aunque a día de hoy se sitúa en el 70% su nivel de reservas.

Los restaurantes mejoran los datos de 2016

Los establecimientos de restauración de la ciudad también mejoran sus resultados respecto al año pasado. Así lo refleja Diego González, gerente del restaurante San Miguel, uno de los referentes en estas fechas. "Para este día llenamos las 155 plazas que tenemos previstas, cuando el año pasado aún quedaron sillas libres", señala. González añade que "son las terceras Navidades al frente del negocio y notamos muchísima más gente que otros años, no sé si se debe a que bajamos un poco el precio del menú, pero el caso es que hay más peticiones".

Javier Outomuro, presidente de la Unión de Hosteleros, comparte el análisis: "La gente del sector me confirma que la cosa va mejor que el año pasado". En cuanto a los precios, se sitúan "entre los 80 y los 120 euros, más o menos como el año pasado".

Rubén Gil, del Tamarindo, también espera "tener buena ocupación ese día".