SUCESO - OURENSE

El bebé de dos meses murió debido a una falta de oxígeno

Los Servicios Sociais de Nigrán realizaron un seguimiento a los progenitores por "problemáticos"

El bebé de dos meses murió debido a una falta de oxígeno

El bebé de dos meses que falleció repentinamente el pasado día 4 de marzo en la vivienda familiar sufrió una falta de oxígeno, sin que las causas hayan sido determinadas con exactitud, aunque no se descarta una apnea que pudo haber provocado el síndrome de la muerte súbita del lactante. En terminología médica, el recién nacido sufrió una anoxia. Esta, según fuentes médicas consultadas, ocurre cuando el cuerpo o el cerebro de una persona deja de recibir oxígeno por distintas causas, aunque en este caso, hasta la fecha, están descartadas las de etiología violenta. Al personal que prestó atención al recién nacido le llamó la atención que tenía la ropa húmeda con su propio sudor, algo frecuente cuando los bebés se agotan o sufren un golpe de calor.

La muerte del niño está judicializada, en unas diligencias que recayeron en Instrucción 1. "Hay unas previas incoadas como pasa siempre en este tipo de fallecimientos", dicen desde el TSXG.

Se da la circunstancia que el día anterior, su hermano mellizo había ingresado en la UCI del CHUO con una costilla rota pero, según aclaran fuentes judiciales, "no hay investigados en al causa". Según la versión del padre, intentó reanimar a su hijo cuando vio que presentaba problemas de ahogamiento tras la ingesta del biberón.

La Xunta asumió la guarda provisional del pequeño, con carácter urgente, mientras no se clarifique la situación. Fuentes del Gobierno gallego confirmaron este miércoles que se activó el protocolo en el momento en que desde los servicios sociales del CHUO se comunicó la incidencia al Servicio de Menores de la Jefatura Territorial de Política Social.


No nacieron en Ourense


Los padres de los niños llevaban poco tiempo residiendo en la ciudad de Ourense, de donde es oriundo él, A.S.M, quien tiene antecedentes penales por lesiones. En el mes de octubre del pasado año, antes de que nacieran los niños, se había trasladado a vivir a Nigrán, municipio del que es originaria la madre. Precisamente, los Servicios Sociais de ese Concello, a través de la trabajadora social y la educadora familiar, según confirmó el propio alcalde, Juan González, realizaron "seguimientos puntuales y estrictos a esa familia por su situación personal, problemática", tal como habían recomendado desde el propio hospital de Vigo en el que nacieron los pequeños. No se detectó maltrato pero se les seguía muy de cerca al tratarse de "una pareja complicada". El expediente se trasladó al Concello de Ourense -añade- cuando hace 15 días la familia de ella comunicó que regresaban a la ciudad de As Burgas. 


“Los niños estaban bien gorditos", dicen los vecinos


En el casco viejo de la ciudad A.S.M. y su pareja sentimental son conocidos. Sobre todo él, porque "su padre ya vivía en esta zona", dicen los vecinos.
Estos últimos confirman que hace poco tiempo que habían regresado a la ciudad  y algunos de ellos incluso habían visto a los mellizos en la calle  de paseo con el padre. "Los niños estaban bien gorditos y atendidos", comenta un vecino que asegura conocer a la pareja de vista.

Según esas versiones, A.S.M. "debió estar trabajando en Nigrán" pero actualmente no le conocen ocupación.