CRÓNICA

Las bicis unen generaciones

El Día da Bici cuenta ya con veteranos como Rubén Martinez que lleva participando "desde hace 11 años en este evento". Y gana nuevos adeptos en esta edición como el pequeño Víctor Barreiros, de 4 años.

Francisco Formoso y su hija Mara rodeados de "Los Espartanos", su grupo de amigos en el Día da Bici, el año pasado.
Francisco Formoso y su hija Mara rodeados de "Los Espartanos", su grupo de amigos en el Día da Bici, el año pasado.
Las bicis unen generaciones

Fernando Fernán Gómez decía que "las bicicletas son para el verano". Cabría añadir que también son para todas las edades, puesto que el ciclismo es un deporte que no pasa de moda. Así lo demuestran, las 33 ediciones del "Día da Bici" en la que padres e hijos, abuelos y nietos toman las calles con el propósito de compartir un buen rato. 

La celebración lúdico-deportiva, que saldrá el domingo de la Alameda do Concello a partir de las 12,00 horas, acumula en su haber múltiples asiduos y, como toda buena fiesta que se precie, suma en esta edición nuevos adeptos. 

Rubén Martínez lleva participando en el Día da Bici desde "hace unos 11 años", lo cual lo convierte ya en un veterano del evento. Una afición que se transmite de generación en generación. "Hasta hace dos años me acompañaba mi hijo mayor, que ahora tiene 14. Ahora me acompaña mi hija de 7 años, que, por el momento, está muy enganchada a la bici, en parte también porque es la novedad de la infancia", explica Rubén. Por su experiencia puede afirmar que "lo mejor del Día da Bici es el ambiente familiar y de amistad que se puede respirar". Además ,añade "es una forma de reivindicar un deporte sano y de concienciar de la importancia de habilitar, por ejemplo, carriles bicis en la ciudad para tener un lugar por el que andar con ellas de un modo seguro". Su apego por las bicicletas comenzó cuando apenas un niño: "En aquella época todos aspirábamos a comprar una bici, era como el premio gordo de las navidades", cuenta entre risas.  

En casa de la familia Formoso son también "muy ciclistas". Francisco Formoso participa desde hace cinco años en el Día da Bici junto con sus hijos y considera que "está genial poder invadir por un día el asfalto haciendo deporte en familia". Asimismo, recalca que "es muy importante concienciar sobre las normas de seguridad e inculcarlas en los niños desde pequeños". Para su hija Mara, de 10 años, "lo mejor de este día es estar con los Espartanos, así le llamamos a un grupo muy grande que tenemos mis amigos y los de mis padres. Nos lo pasamos muy bien echando carreras".

Este será el primer año del pequeño Víctor Barreiros de cuatro años. “El pasado empecé a montar en bici, y, ¡ya voy sin ruedines!”, relata todo emocionado. “Hombre, claro que me costó aprender”, responde rápidamente el niño, ante la que parece una pregunta obvia para él. "Me gusta bajar al parque en bici con mi padre y mi hermano y jugar a echar carreras, pero mi hermano corre mucho porque su bici es más grande que la mía", cuenta el pequeño. El recorrido de 10 kilómetros puede "que sea un poco grande" responde entre risas pero lo que tiene claro, a pesar de su corta edad, es que va a "hacer hasta donde pueda". Víctor ya apunta maneras y a juzgar por sus palabras este no será su último año.