EN LA CIUDAD

El botellón "de grupos", sin sanciones en el fin de semana

La Policía no detectó una práctica "multitudinaria", aunque en la Praza da Estrela siguen las quejas

Algunos grupos de jóvenes concentrados en las escaleras de la Praza da Estrela, ayer a la madrugada.
Algunos grupos de jóvenes concentrados en las escaleras de la Praza da Estrela, ayer a la madrugada.
El botellón "de grupos", sin sanciones en el fin de semana

Sábado de botellón por grupos, pero sin concentración multitudinaria. Así lo interpretan desde la Policía Local, que desplazó sus patrullas por el casco histórico para disuadir la presencia de los jóvenes que vienen realizando esta práctica en distintos lugares de Vinos después de que se prohibiese en la Alameda. Sin embargo, los vecinos–principalmente los de la Praza da Estrela, nueva ubicación de los que beben alcohol en la calle–, mantienen su queja y piden más presencia de los agentes.

"A evolución foi a seguinte: xoves nada, venres residual e sábado coa mesma dinámica de todas as findes de semana. Ruido e lixo", valora uno de los afectados.

La Praza do Trigo, que hace unas semanas era la estampa lamentable de botellas y basura acumuladas en la vía pública, hasta rozar la Catedral, consiguió librarse del botellón multitudinario hace unas semanas, cuando la Policía Local incrementó su presencia y consiguió el efecto disuasorio, moviendo a los jóvenes a la Praza da Estrela. En la del Trigo ayer quedaban algunos grupos, aunque la imagen nada tiene que ver con la registrada hasta que los agentes comenzasen a vigilar la zona.

En la Praza da Estrela cambia la cosa. Si bien los grupos concentrados ayer no llegaban al nivel "multitudinario" de otros fines de semana, en parte por la presencia policial, sí hubo grupos hasta las cuatro de la mañana, según señalan los vecinos, que insisten en que la Policía "debería echarlos de allí".

Desde la Policía Local indican que la vigilancia acometida ayer por todo el casco histórico no se saldó con ninguna sanción, y que no se produjo ninguna concentración a gran escala.


“Miedo" a la proliferación de ubicaciones


Los vecinos de San Francisco temen que los cambios de ubicación del botellón, a causa de la presencia policial, "deshagan todo el barrio" y sea como "una pelota". Así lo comunican los afectados por esta práctica que hasta hace un mes tenía como epicentro la Praza do Trigo. Tras varias sanciones a menores y a otras personas por meadas en la calle, los jóvenes empezaron a concentrarse en la praza da Estrela. Tras la denuncia vecinal de ruido, basura y olores al día siguiente de la fiesta, la policía local incrementó su vigilancia a esta zona, aunque los afectados siguen "alerta" y piden más "medidas radicales". "É unha vergoña que nun casco histórico ocurran estas conductas", anota otro vecino.