VIVIENDA

Una de cada diez plazas para alojarse se ofrece en viviendas de uso turístico

Los particulares que alquilan su casa habitual en pequeñas estadías son ya el doble de los que había el pasado verano 

Vista panorámica de la ciudad, donde se ofertan ya 57 pisos para pequeñas estancias vacacionales.
Vista panorámica de la ciudad, donde se ofertan ya 57 pisos para pequeñas estancias vacacionales.
Una de cada diez plazas para alojarse se ofrece en viviendas de uso turístico

El número de viviendas de uso turístico en la provincia se ha disparado en el último año, ofreciendo ya casi una plaza por cada diez que ofertan el resto de establecimientos hoteleros y extrahoteleros de Ourense .

Si en agosto del pasado año había un total de 80 viviendas de este tipo –es decir, de particulares que las ponen a disposición para alquiler durante etapas concretas en plataformas como Airbnb o Homeaway–, ahora se han duplicado: hasta 168 registradas en la Axencia de Turismo de Galicia. Por primera vez, superan el umbral de las 1.000 plazas ofertadas –1.005, al inicio de agosto–.

Con el auge de este tipo de vivienda, la provincia de Ourense llega, en el sumatorio de hoteles, apartamentos, casas rurales, campings o albergues, a ofertar en la actualidad un total de 11.322 plazas para pernoctar, de las cuales menos de la mitad –4.476– son hoteles, 2.311 son pensiones y 1.074 se corresponden a casas de turismo rural.


Problema


La proliferación de estos pisos de particulares que se ofertan para pequeñas estancias en algunos momentos del año ha conseguido igualar a la oferta de turismo rural, ambos con más de un millar de plazas. Las empresas inmobiliarias ya han mostrado en diversas ocasiones su preocupación por la proliferación de las viviendas de uso turístico en un momento en que la oferta de alquileres ha disminuido y crecen los precios.

El auge de estas propiedades –que tienen carácter legal desde mayo de 2017– se fundamenta en la ciudad, aunque abarca ya 42 concellos ourensanos. Es decir, el 45,6% de los municipios ourensnos ya dispone de viviendas de uso turístico, cuando hace un año alcanzaba al 33%.

La ciudad está a la cabeza en el número de establecimientos, ya que un tercio de los mismos –57– se sitúa ahí, con una oferta total de 287 plazas. El podio lo completan Ribadavia y Allariz, donde también se ha disparado este tipo de viviendas. Así, en la capital de O Ribeiro rozan el centenar de plazas, con 17 viviendas, mientras que en Allariz tienen 13 casas y 73 plazas.

Por otro lado, sorprende la ausencia de O Barco, una de las principales villas, donde no se ha registrado ninguna casa particular todavía. Sin embargo, hay varias habitaciones sueltas ofertadas en la plataforma Airbnb, lo que da una idea de que empieza a ganar adeptos.