SANIDAD - OURENSE

Casi 300 médicos prolongarán su vida laboral para salvar la falta de personal

La gran bolsa de facultativos cercanos a jubilarse se amortigua porque el 80% de estos acepta trabajar más allá de los 65 años

Personal médico, en el nuevo edificio hospitalario.
Personal médico, en el nuevo edificio hospitalario.
Casi 300 médicos prolongarán su vida laboral para salvar la falta de personal

El envejecimiento de los médicos de la provincia de Ourense coloca a esta profesión en una situación "dificilísima" y preocupa en el ámbito sanitario, en el que se están concediendo prórrogas a la jubilación de hasta tres años para poder asegurar que todos los centros de salud dispensan un correcto servicio. 

El próximo año se deberían jubilar en la provincia un total de 49 médicos de un total de 1.303 colegiados por debajo de los 65 años de edad. Pero el problema se agravará en los años siguientes, ya que otros 310 entran en edad de jubilación en el periodo 2020-2024. Ampliando algo más el rango, en el periodo 2019-2029 se retiraría la mitad de la plantilla de médicos actual de la provincia, 601 facultativos de un conglomerado de 1.303 colegiados en activo. 

Esta situación "preocupa", reconoce el gerente del área sanitaria, Julio García Comesaña, pero se está intentando atajar con la prórroga de las jubilaciones. De hecho, "alrededor del 80%" se acoge a esta modalidad, para prolongar su actividad más allá de los 65 años, de momento hasta los 67. Sin embargo, tal y como avanza el gerente, se permitirá prolongar la edad de jubilación todavía más –hasta los 70 años–. Con esto, en los próximos años, de seguir la tendencia, habría casi 300 profesionales acogidos a la prórroga. 


Medida de contención


Esta no deja de ser una medida de contención que tendrá que venir acompañada de otra serie de condiciones. Y urgentes, ya que, según los cálculos del Colegio de Médicos, la mitad de dichas jubilaciones afectará a profesionales de Atención Primaria, una disciplina ya de por sí mermada en una provincia con récord en número de centros de salud, por la fuerte dispersión territorial. 

Precisamente, el presidente de este colegio profesional, José Luis Jiménez, pone el foco en esa área."A muchos no les va a apetecer", dice, haciendo referencia a unas condiciones, sobre todo en el rural, que no son muy atractivas. 

Durante la crisis, se perdió una parte muy importante de la plantilla. Antes, los médicos podían jubilarse hasta los 70 años, pero con la llegada de la recesión se les obligó  a retirarse con los 65 cumplidos, y se impuso una tasa de reposición del 10%. 

El Servizo Galego de Saúde fue el primero en España en adoptar la medida de las prórrogas, lo que para García Comesaña "ha servido para ganar tiempo y aguantar una situación que es complicada, y esto parece que a veces no se valora lo suficiente".  

Aparte de esto, el Colegio de Médicos pide contratos "estables y flexibles" y ampliar la plaza para residentes. Aunque eso, que ya tienen en marcha el Sergas, "no servirá para contener las jubilaciones", dice Jiménez, que apunta a la necesidad de "una buena política de recursos humanos, con contratos de continuidad para que no se vayan". 


Posibles soluciones


También sugiere Jiménez la posibilidad de "ampliar la jornada de los médicos, con el correspondiente aumento de las retribuciones, siempre de forma voluntaria y respetando los derechos adquiridos". 

El problema de las jubilaciones de médicos en general y de familia y pediatría en particular es "grave", reconoce el Sergas. "Hay que tomar medidas, nos preocupa", resalta García Comesaña. Pero, ante todo,  inciden en el  "buen hacer" de todos los profesionales para mantener la calidad en un "momento crítico". 


La Atención Primaria, muy necesitada de recambios


En Atención Primaria cumplen el próximo año los 65 entre 15 y 20 facultativos, según los datos que maneja la Estrutura Organizativa de Xestión Integrada (EOXI), y en los próximos años irá a más. En la actualidad, hay 255 médicos en la Atención Primaria,  según los datos almacenados por el Ministerio de Sanidad. 

El sistema implantado en Ourense asegura la existencia de centros de salud o consultorios en casi todos los municipios, independientemente de la escasez de población en los mismos, aunque con el problema del citado relevo generacional, ya que aquí es más difícil encontrar gente joven para hacerse cargo. 
Cada profesional de Primaria atiende en Ourense una media de 1.106 paciente –por debajo de la ratio de 1.200 recomendada – según los datos del Sistema de Información de Atención Primaria. La ratio siempre ha sido baja, debido a la dispersión, y desde el 2004 no se supera la media de 1.200 cartillas. 

Esto supone un "esfuerzo mayor" que en otros sitios por mantener el sistema, dice García Comesaña, que no ve "soluciones mágicas" y que se deshace en elogios a la "gran profesionalidad" de estos facultativos. 


El Colegio de Médicos pide soluciones para dar la vuelta a una situación ya prevista


El Colegio de Médicos de Ourense ve "urgente" tomar medidas para evitar la sangría de profesionales a "muy corto plazo". Dice José Luis Jiménez que la entrada masiva en la edad de jubilación era algo "de los que ya veníamos advirtiendo", y considera que "no se hizo lo suficiente para revertirlo". Ahora, cree que se necesitan mejores contratos, "al estilo del País Vasco". Así, desde el Colegio apuestan por "trabajar más horas, con voluntariedad y remuneración", "contratos más atractivos" y "más plazas MIR". En general , dar una vuelta a todo el sistema. El Sergas reconoce que "hay que hacer algo", pero asegura que se paga "como en todos los sitios" y que los modelos de contratación plana "ya se probaron y no funcionaron".