DEMOGRAFÍA

El catastro detecta una vivienda por cada dos vecinos en la ciudad

Ourense sigue siendo la tercera urbe de Galicia en cuanto a espacio residencial y comercial 

Vista de viviendas del concello de Ourense.
Vista de viviendas del concello de Ourense.
El catastro detecta una vivienda por cada dos vecinos en la ciudad

La importancia de la propiedad inmobiliaria es un hecho en Ourense y algunas cifras ayudan a conformar esa opinión. Recientemente la Dirección General de Catastro, perteneciente al Ministerio de Hacienda, ha actualizado sus datos relativos a la naturaleza de los bienes y determina que en la ciudad hay 65.976 propiedades tipificadas como residenciales. Si tenemos en cuenta que en el término municipal de la capital habitan en torno a 106.000 personas, llegamos a la conclusión de que casi hay una vivienda por cada dos ourensanos.

Pese a la crisis, el número de propiedades residenciales apenas ha cambiado en los últimos años. En el 2012 había 65.205; es decir, casi el mismo número. Pero no ocurre lo mismo con el censo, que daba 107.597 habitantes hace siete años. Por lo tanto, la tendencia en la ciudad, también en su estructura inmobiliaria, es inversamente proporcional a su evolución demográfica. Es cierto que muchas de ellas están deshabitadas. El Instituto Nacional de Estadística calcula que una de cada cinco viviendas de la ciudad carece de residente.

Los bienes inmuebles residenciales suponen casi la mitad de todos los que tiene cuantificados el Catastro en la ciudad, que se elevan a 134.287. Y dentro del grupo de propiedades residenciales (65.976) también hay subdivisiones: 56.641 viviendas colectivas (edificios), 9.335 viviendas unifamiliares, 36.613 aparcamientos, 4.964 propiedades dedicadas a la industria, 1.337 oficinas, 5.790 locales destinados a comercio y 19.607 que se agrupan como otros epígrafes.


Espacio comercial


Tampoco los últimos años de la crisis han modificado en exceso la composición del espacio comercial. Hacienda cuantifica 5.790 propiedades de uso comercial en el 2017, y en el 2012 había 5.773. Esto no significa que durante este tiempo se haya mantenido la actividad, porque han sido decenas de comercios los que han cerrado. Obedece la cifra a que los usos relacionados con estas actividades permanecen inalterables en los últimos años, aunque no estén abiertos.

Desde el punto de vista urbanístico, las cifras demuestran que Ourense sigue siendo la tercera ciudad de Galicia por su fisionomía urbana, en cuanto a sus bienes inmuebles, no así en cuanto a su demografía o potencia económica, que sigue perdiendo pulso en relación al resto de las siete grandes urbes. Según los datos catastrales, Vigo es la principal de ciudad de Galicia por bienes inmuebles en el 2017, con 210.815 propiedades censadas. La segunda es A Coruña, con 168.008 bienes y Ourense ocuparía la tercera posición con los referidos 134.287 bienes referenciados. Por detrás se sitúa Lugo (89.689), Santiago (88.758), Pontevedra (71.390) y Ferrol (54.651).

En la mayoría de las divisiones de la propiedad Ourense se mantiene también en tercera posición. Sucede esto en cuanto a bienes residenciales, aparcamiento, comercios y locales industriales, aunque no en espacios de oficina (1.337 espacios), que se sitúa por detrás de la ciudad de Lugo, que tiene 1.475.