FORMACIÓN

El Centro de Innovación tendrá a la FP Dual de Alemania como espejo

Los empresarios quieren que asuma el liderazgo para acercarse al modelo teutón y paliar las graves carencias en mano de obra

Alumnos de FP del IES 12 de Outubro. (ÓSCAR PINAL)
Alumnos de FP del IES 12 de Outubro. (ÓSCAR PINAL)
El Centro de Innovación tendrá a la FP Dual de Alemania como espejo

El Centro Galego de Innovación da FP, pendiente ya de los acuerdos para su diseño entre Xunta de Galicia y Diputación de Ourense, avanzó el paso más importante el pasado jueves, tras ser avalada su financiación por el Gobierno gallego, pero nace con un importante reto por delante, el de traer bajo el brazo nuevas titulaciones adaptadas a la realidad de la provincia y más industria para complementarse.

La provincia cuenta con hándicaps fundamentales para el desarrollo de la Formación Profesional. El primero de todos es la falta de un "resideño" de las titulaciones ofertadas, más teniendo en cuenta que casi la mitad de las plazas no se han completado este curso.

Así lo piden por activa y por pasiva los directores de los centros, quienes inciden además en la necesaria mejor conexión con las empresas, para conocer sus inquietudes y trabajar juntos para ser más útiles. El número de alumnos de esta rama de estudio que capacita profesionalmente se dobló en los últimos 10 años, ganando terreno a la universidad, pero falta que se optimice el número de alumnos. Este Centro espera nacer como respuesta a una "necesidad empresarial", que manifestaron los representantes de la patronal reunidos esta misma semana con el presidente de la Diputación, Manuel Baltar.


Múltiples carencias


Según los datos que maneja la Confederación Empresarial de Ourense (CEO), hace falta mano de obra cualificada en la mayoría de ramas, no solo en el sector industrial, sino también en servicios. El espejo donde todos pretenden mirarse, según acordaron en la reunión, es Alemania, pero se necesita una ambiciosa redefinición.

Así, en el país teutón los contenidos y los grados que se imparten beben de las aportaciones que hacen los sindicatos, la patronal y las cámaras de comercio.Los itinerarios duran de media tres años, frente a los dos actuales en España, y son las empresas las que seleccionan el número de aprendices de la lista de matriculados cada año, adecúandose a sus necesidades. El 35% de alumnos alemanes estudia FP Dual y el 85% encuentra trabajo ya en el primer año, seis de cada diez en la propia empresa que las ha formado.

Ahora, Ourense se postula como referente nacional para intentar acercarse a ese modelo, que solo ocupa a un 12% en España, y crear una formación alternativa a la universitaria verdaderamente rentable.

Los sectores que necesitan de forma más urgente de ese "puente" que llegará a Ourense en forma de Centro Galego de Innovación da FP, son el sector de la automoción, que demanda cursos de inyección de plástico; el sector pizarrero, también incapaz de encontrar mano de obra cualificada; la construcción, también con importantes carencias; el sector de la industria forestal, donde hay demanda especializada en manejo de maquinaría agrícola (talado de árboles, motosierras, remolques); hostelería y turismo, faltan plazas para cubrir las necesidades en la zona de Valdeorras.También es destacable la escasa formación de ciclos relacionados en el textil, casi inexistente, pese al potencial de la industria ourensana en este campo.


Abiertos al exterior


El objetivo de la creación del Centro es satisfacer no solo la demanda ourensana, sino, al menos en un principio, la de todo el empresariado gallego, es decir, situarse como polo de referencia de la industria. En ese sentido, la Confederación de Empresarios de Pontevedra siguió esa línea, subrayando que lo importante es que "estuviera en Galicia". Con una fuerte red de formación en automoción o textil, se podría abarcar las necesidades surgidas en toda la comunidad autónoma.