SECTOR TERCIARIO

La ciudad invierte más de 380 euros por habitante en los servicios públicos

El Concello abonó 47 millones de euros en 2015 para garantizar alumbrado, agua o recogida de basura, entre otros

El transporte urbano cuesta alrededor de 5,5 millones de euros al año.
El transporte urbano cuesta alrededor de 5,5 millones de euros al año.
La ciudad invierte más de 380 euros por habitante en los servicios públicos

El Concello de Ourense presume de una buena salud financiera, según se desprende de la Cuenta General correspondiente al ejercicio de 2015, con un superávit de algo más de 19 millones de euros y un remanente de tesorería que ascendía a 31 de diciembre a 43 millones. El informe económico desvela también que la inversión por cada uno de los 106.231 habitantes empadronados que realizó el pasado año el ente local en los servicios públicos de mayor importancia fue de algo más de 380 euros, lo que supone un gasto de alrededor de 40 millones anuales. El presupuesto de gastos que manejó el Concello en todo el ejercicio fue de 128 millones, 33 más de los previstos al inicio de 2015, realizado gracias a 51 modificaciones presupuestarias.

Los pagos a los que tuvo que hacer frente el Concello el pasado ejercicio se incrementaron al modificarse la legislación, ascendiendo la cifra por estos servicios hasta los 47 millones de euros. Según señala la concejala de Facenda, Ana Fernández Morenza, se obligó a las entidades locales por primera vez a incorporar en las liquidaciones la facturación entre enero y diciembre, mientras que hasta el 2014 la contabilidad se realizaba entre noviembre y octubre.

Entre los servicios públicos más costosos para las arcas municipales destacan aquellos que son imprescindibles para la habitabilidad, como el saneamiento y abastecimiento del agua, lo que supone algo más de 8,2 millones al año; la recogida de residuos, un contrato valorado en 12,8 millones o el alumbrado público, cuyo mantenimiento cuesta 4,2 millones.

En materia de seguridad, el presupuesto destinado a garantizar el correcto funcionamiento de la Policía Local supuso una inversión de 6,3 millones, a los que hay que sumar los 2,4 en ordenación del tráfico -control del aparcamiento o red semafórica, entre otras cosas-.

Otra partida importante en el presupuesto está reservada para el transporte urbano de viajeros, una concesión que supone 5,5 millones de euros y que se renovará en los próximos meses. Más de 22.000 personas lo utilizan cada día, según datos del Concello.

Ingresos

Para poder financiar todos los servicios públicos, la principal fuente de ingresos fueron los impuestos y tasa. Los ourensanos abonaron más de 30,5 millones en el Impuesto de Bienes Inmuebles; 4,8 en el de rodaje, cuatro en el de plusvalías y 1,5 en el de actividades económicas. A esto hay que añadir los 13 recaudados con el agua y de la basura.

Por otro lado, el Gobierno de España, la Xunta y los organismos comunitarios también contribuyeron con una cantidad cercana a los 28 millones de euros. En total, la partida de ingresos fue de 137 millones