Los clientes de CaixaBank y Sabadell pasaron de la preocupación al alivio

"No estoy preocupada, el Sabadell ya se fue y el problema será para los que quedan allá", señaló una mujer que tiene su dinero en esta entidad bancaria

Sede de CaixaBank en Ourense.
Sede de CaixaBank en Ourense.
Los clientes de CaixaBank y Sabadell pasaron de la preocupación al alivio

Los clientes ourensanos de las sucursales de los bancos catalanes CaixaBank y Sabadell coinciden en reconocer su preocupación de días pasados y su tranquilidad actual, ante la decisión de las dos entidades de trasladar su sede social fuera de Cataluña, a Valencia y Alicante respectivamente.

"Yo tengo mi nómina aquí, pero mis padres tienen algo más, así que voy a preguntar", señala Tamara, que trabaja en Mapfre Seguros. En todo caso afirma que "no estoy preocupada, el Sabadell ya se fue y el problema será para los que quedan allá".

"Antes del cambio de ubicación sí que estaba preocupado, si no se iban de ahí podía uno quedarse sin nada; yo tengo aquí mi dinero", señala Juan Luis, jubilado. Es cliente de años, como Blanca, cocinera, que lleva ya "10 años con el Sabadell, aquí tenemos la nómina yo y mi marido, pero tengo que decir que siempre pensé que no iba a pasar nada". Más preocupado se muestra el trabajador de una empresa promotora de la ciudad, que acaba de hacer una gestión en esta entidad bancaria y señala que "a nosotros lo que nos ha tranquilizado es el cambio de sede social".

Frente a la entrada de CaixaBank en Juan XXIII, Paula, arquitecta, reconoce que "preocupación por el tema económico, no, pero los trabajadores de la entidad me han dicho que están notando mucho malestar social por la falta de decisión de la Caixa de trasladarse. Yo no tengo dinero aquí, pero si lo tuviera sí que estaría estaría preocupada". 

"Yo creo que cambiará el domicilio social, inevitablemente; miedo tenemos, pero confío en que se resuelva", señala Pacita, que hace 15 años trasladó sus ahorros de otra entidad bancaria a La Caixa "por cercanía y porque me ofrecía mejores productos en comparación con otros bancos nacionales", explica Pacita, que es pensionista. Una más de los numerosos clientes que ayer acudían a la sucursal a saber de sus ahorros.