ENTREVISTA

"Un códice de moda del siglo XV me inspiró para crear un libro-traje"

Lía González es la única participante de Ourense en los "Encontros de Artistas Novos" que se celebra estos días en la Cidade da Cultura de Santiago

La diseñadora Lía González en un autorretrato.
La diseñadora Lía González en un autorretrato.
"Un códice de moda del siglo XV me inspiró para crear un libro-traje"

Los amigos de Lía González (Ourense, 1993) empiezan a descubrir el mundo artístico que esta joven ourensana lleva dentro, aunque ya ha expuesto su original proyecto de un libro que se transforma en traje en la Biblioteca Nacional de España nada más terminar sus estudios en la Escuela Superior de Diseño de Madrid, allá por 2015. "Creo que ya es el momento, estaba esperando a que mi obra fuese lo suficientemente madura", dice. Otro de sus proyectos la ha llevado durante un mes a 14 países en los que capturó momentos que se transforman en colores exclusivos a través de un código. Es la única participante de Ourense en los "Encontros de Artistas Novos" que se celebra estos días en la Cidade da Cultura de Santiago. 

¿Qué es su libro-traje?

Una investigación que realicé con la Biblioteca Nacional de España en la que se tomaba como punto de partida un códice de trajes del siglo XV, que se considera la primera revista de moda. Creé un sistema en el que la retícula puede generar libros modulares con una doble lectura,  primero se lee de forma lineal y al desplegarlo se convierte en un traje con proporciones humanas que te puedes poner.

¿Conoce algún experimento así?

Investigué mucho el mundo de la papiroflexia, las retículas y los módulos y no había encontrado nada así. El proceso de este sistema continuó y creé el libro "The Beggining", gracias a que lo financió Propuestas VEGAP. Seguí trabajando en el sistema modular pero aplicado a otra temática, ya libre.

¿Cómo es "The Beggining"?

Es el origen de una gran explosión, un libro modular desplegable que parodia, basándose en el proceso evolutivo del Big-Bang, el origen de una gran explosión. Al finalizar el libro, si le das la vuelta, se convierte en un traje de ave. 

¿Cómo llegó a esa idea?

Me gustaba crear algo en lo que me sintiese cómoda. Me gusta lo orgánico, el universo, el mundo de los pájaros... Lo más complicado fue que la parte delantera y la trasera "se quisiesen", porque trabajas en un espacio determinado.

¿Qué le interesó del libro-traje?

Hay una frase que dice que en una hoja está contenido el infinito, y es verdad. En una hoja en blanco está lo que tú quieras hacer. Lo que me faltaba era un porqué, y fue mi trabajo de final de grado. Se produjeron mil libros  gracias a la financiación de VEGAP, algo que para mí era inviable.

¿Dónde se consigue su obra?

En mi web liagonzalez.es y a partir de septiembre en librerías gallegas.

También la becaron para dar la vuelta al mundo con sus ideas.

El Injuve seleccionó mi trabajo "Coordenadas cromáticas", una descontextualización del imaginario thai. Después del viaje a Tailandia me financiaron el proyecto "Nowmada", un sistema en el que se obtienen coordenadas cromáticas. A través de momentos que me inspiran, se crea color a través de código. Cada momento es un color exclusivo. Esto me llevó durante un mes y doce días a Londres, Singapur, Bali, Hong Kong, Vietnam, Osaka, Tokio, Hawai, San Francisco, Los Ángeles, México, Cuba, Cancún, Nueva York, París y Compostela. A través de la inspiración en cada cultura crearé una ilustración de ese imaginario global del mundo.

¿De donde viene su pasión?

Mi padre era pintor y mi madre profe de manualidades, siempre viví el acceso al arte. El diseño me ayudó a limpiar el mundo que tengo dentro y a generar un porqué en mis trabajos. No me gusta el arte por el arte, estoy muy metida en el diseño social.

Tiene un proyecto en Galicia.

Soy directora creativa en el proyecto cultural Ensaia, que está gestándose y pone en valor el talento gallego para que no se vaya fuera. ¿Por qué no tener tu estudio en Ourense o Galicia?