COMERCIO - OURENSE

El comercio se mantiene como motor laboral pese a la crisis

La digitalización, la especialización o la modernización, entre los retos que debe afrontar el sector

Reunión de la junta directiva del centro comercial aberto Ourense Centro.
Reunión de la junta directiva del centro comercial aberto Ourense Centro.
El comercio se mantiene como motor laboral pese a la crisis

Las actividades comerciales siguen siendo un motor laboral en la provincia pese a la dura situación de crisis de los últimos años o el cambio de modelo de consumo. Así lo demuestran los datos de la Encuesta de Población Activa del 2017, recogidos en un informe del Observatorio Económico Ourensán, que edita la Diputación. El comercio ourensano "desmárcase como o sector con maior peso relativo no mercado laboral de Ourense, ao ponderar co 13,8% sobre o total da poboación ocupada", dice el mencionado estudio. Es más, en el último año creció un 1,75% en relación al ejercicio de 2016.

Se sitúa por detrás del comercio la actividad sanitaria, con un 10,8% del peso relativo el pasado año y un 10% en 2016. La tercera posición es para la administración pública, con un 9,9% en el 2017 y el 10,6% en 2016, mientras que la hostelería representaba un 8,4% el pasado año y el 5,8% en el 2016.

Sin embargo, el comercio ourensano tiene ante sí muchos retos que podrían socavar su capacidad económica y laboral. Andrés Mazaira, coordinador del Observatorio Económico Ourensán, destaca la importancia de la digitalización del sector o la omnicanalidad como retos evidentes. A ello suma factores como "la renovación de la edad y la incorporación de la gente joven" o la diferenciación, asís como "la adaptación de la propuesta de valor a la demanda del consumidor".

David Martínez, presidente de los empresarios autónomos de Ourense indica que el sector "debe enfrentarse a la digitalización, que no es solo vender on line, y revisar su modelo de negocio". Hace un llamamiento a los profesionales de esta actividad para que analicen "qué servicio damos al cliente además de venderle un producto" y aventura que "la venta de mostrador ya es historia, hay que ir a buscar al cliente, identificar lo que necesita, como siempre ha sido, pero ahora mucho más".


TRANSVERSAL


En la actualidad, el sector supone una "realidad transversal", como detalla Andrés Mazaira. Es decir, no solo es un motor laboral "sobre todo para los jóvenes y mujeres", sino que aporta vitalidad al tejido urbano "desde el punto de vista social". Cree que el futuro no pasa exclusivamente por la venta a través de Internet, sino la combinación de tienda física y venta electrónica. Y pone como ejemplo Amazon "que ahora está comprando centros comerciales".

Por otra parte, el mercado sigue orientándose hacia Internet, porque aún hay mucho margen de crecimiento. Según el Instituto Galego de Estadística, el comercio electrónico sigue creciendo y suma, aproximadamente, unos 3.000 nuevos clientes cada año en la provincia. Durante el 2016 —últimos datos disponibles— un 21,94% de los ourensanos mayores de 16 años habían adquirido de forma ocasional o habitual algún producto a través de Internet. Con pequeñas diferencias, el porcentaje de usuarios ourensanos guarda relación con el resto de Galicia. La media de compradores en el 2016 fue en la comunidad del 24,7% y ha sido A Coruña quien marca la diferencia, con un 28,5%. Le siguen Lugo (22,2%) y Pontevedra (21,97%). 


Intenso debate sobre la fecha idónea para la Shopping Night


La directiva del centro comercial aberto Ourense Centro no había tomado una decisión ayer por la noche, al cierre de esta edición, sobre la fecha de celebración de la Shopping Night, fijada en un primer momento para el viernes 4 de mayo, pero con una treintena de establecimientos comerciales en contra, al considerar que dinamitaría las ventas de la campaña del mes de mayo, en la previa del Día de la Madre.

Sobre la importancia de este tipo de eventos se pronunció la presidenta de la Federación de Comercio de Ourense, Beatriz Gómez, que destacó la importancia que ha cobrado la Shopping Night en los últimos años, a la que la entidad que lidera destina una "pequeña aportación".

Entiende Gómez que "es bueno trabajar en el máximo consenso posible en eventos de estas características, que se convierten en una fiesta del comercio ourensano muy beneficiosa para todos".

No obstante, insiste en que deben ser eventos puntuales, abogando por una regularización de los períodos de rebajas "que defienda a los pequeños comerciantes".

La "Shopping Night" llevaba celebrándose los últimos años entre el último fin de semana de abril y el primero de mayo, sin que se hubiese generado polémica.