OURENSE

Un concejal del PP delató a la estafadora que ofrecía trabajo

José Araújo declaró en Comisaría tras conocer timos como uno de 14.000 euros por un "favor" urbanístico

Mónica A.F. posa junto a la actual presidenta del Congreso, Ana Pastor.
Mónica A.F. posa junto a la actual presidenta del Congreso, Ana Pastor.
Un concejal del PP delató a la estafadora que ofrecía trabajo

El concejal del PP en la ciudad José Araujo delató a la vecina de la ciudad Mónica A.F., de 44 años, natural de Suiza, que fingía ser "mano derecha" de altos cargos del partido para presuntamente estafar a personas ofreciéndoles un puesto de trabajo.

El edil está entre las dos personas que pusieron a la Fiscalía de Ourense y a la Policía Nacional sobre su pista. "Tuve conocimiento de que una mujer estaba ofreciendo trabajo en nombre del PP a cambio de dinero y acudí a denunciar los hechos, aunque ya no fuese necesario porque otra persona los había denunciado antes. Lo único que hice fue declarar todo lo que sabía", apuntó el concejal.

Entre los timos que conoce el mandatario local ourensano está el supuesto cobro de 14.000 euros a una familia por un falso trámite urbanístico en el Concello. Durante la investigación, también se comprobó otro pago de 4.000 euros a una joven para "conseguir" un puesto de trabajo fijo en la Administración autonómica.

La estafadora simulaba llamadas telefónicas de los que decía ser sus jefes políticos delante de cada una de las víctimas. La investigada, según fuentes policiales, llevaba en el bolso varios teléfonos y, nada más captar una víctima, llamaba de un aparato al otro, figurando en la pantalla el nombre de conocidos políticos del PP. Acto seguido, les mostraba fotos posando con los altos cargos para ganarse su confianza.

La Policía Nacional trabaja con la hipótesis de que Mónica A.F. llevó a cabo más estafas de los 18 casos conocidos pero ayer, tras hacerse pública su detención -quedó en libertad en calidad de investigada tras declarar en el juzgado - no aparecieron nuevos casos, al menos que fueran denunciados ante la Policía Nacional y Guardia Civil.

La Policía Nacional sospecha que obtuvo más de 60.000 euros en los últimos siete años, ofreciendo trabajo fijo en la Administración autonómica o presentándose para realizar falsas gestiones. 


Una vida de derroche y sin trabajo estable


Mónica A.F. reivindicaba este miércoles su inocencia aunque declinó hace cualquier manifestación pública al estar su caso bajo secreto de sumario. 

Separada de un empresario y sin hijos, reside en la ciudad desde hace años al regresar de Suiza, donde nació, tras emigrar sus padres desde el municipio de Cartelle.

En la ciudad se mueve en coches de alta gama y suele se fiel a los locales en los que le dan confianza. En la barra de los bares suele invitar a los clientes y exhibir que tiene poder político.

Pero su ritmo de vida también tiene momentos malos, dado que, según pudo saber este periódico, se encontró con que algunas de sus víctimas, tras desvelar su engaño, la puso contra la pared para que les devolviera el dinero, cuestión que hizo. Nunca cotizó como trabajadora a la Seguridad Social.