TRIBUNALES - CONCELLO

El Concello cobró de forma indebida el derribo de Reza

La dueña pagó 32.324 de forma provisional que podrá descontar de la liquidación definitiva, aunque está recurrida

El Concello cobró de forma indebida el derribo de Reza

El Juzgado Contencioso Administrativo número 1 de Ourense ha condenado al Concello a devolver el dinero abonado provisionalmente por la dueña de la casa de Reza que fue demolida en junio de 2015 por ser ilegal en concepto de gastos de derribo (valorados en su día en 32.324 euros y que fueron abonados por la propietaria). El ente local debe reintegrar a la dueña de la vivienda el dinero abonado en la liquidación provisional, aunque, tal como recuerda el magistrado Francisco de Cominges, "la recurrente tendrá que pagar la liquidación definitiva", aprobaba por acuerdo de 25 de enero de este mismo año (31.951 euros IVA incluido).

Por contra, el fallo no tiene en cuenta la petición de no hacerse cargo de los gastos de elaboración del proyecto de demolición. "La recurrente dispuso de sobradas oportunidades para contratar directamente la elaboración del proyecto, escogiendo al técnico de su elección y negociando su precio, pero desaprovechó esa oportunidad y obligó al Concello a sumir el encargo", dice el magistrado.

Este pleito tiene su origen en la decisión municipal de ejecución forzosa de la sentencia de demolición de diciembre de 2014. Entonces, la Junta de Gobierno aprobó la liquidación definitiva del coste del proyecto de demolición (1.754 euros) y la provisional de los gastos de ejecución material del derribo (32.324 euros), exigiendo a la titular de la casa su pago inmediato. El Concello derribó la vivienda pero contrató ese trabajo por un precio inferior (21.113 euros más IVA).

Ahora, según dice el juez, "el Concello podrá realizar una compensación de deudas, descontando la cantidad que resulte de la liquidación definitiva".  Según el letrado de la recurrente, Antonio Feijoo Miranda, esta última también está recurrida.