ACUERDOS DE COOPERACIÓN

Viaqua evitará cortar el agua a víctimas de pobreza energética

Ourense es el primer Concello de Galicia que sella este acuerdo para garantizar el abastecimiento

Viaqua evitará cortar el agua a víctimas de pobreza energética

El Concello de Ourense se convirtió ayer en la primera ciudad de Galicia que firma un protocolo con Viaqua para establecer medidas contra la pobreza energética, con el objetivo de garantizar el servicio de agua a todas las familias que se encuentran en situación de vulnerabilidad económica en la ciudad. Sofía Godoy, concelleira de Asuntos Sociais, y Julio Masid, director de Viaqua en Galicia, rubricaron el acuerdo en presencia del alcalde Jesús Vázquez. 

Los beneficiarios del protocolo tienen que ser usuarios que se encuentren en situación de vulnerabilidad económica. La vigencia del documento es de un año y será prorrogado automáticamente.El convenio ofrece una reducción del 50% en la cuota tributaria del canon del agua por ser familia numerosa, un 100% para aquellas familias que acrediten estar en riesgo de exclusión social y bonificaciones progresivas para los hogares con más de tres personas empadronadas. El documento ofrece alternativas para evitar el corte de suministro a aquellos que no puedan pagar las facturas: dirigirse a Viaqua para comunicar la situación, quienes le informarán de las bonificaciones disponibles, o dirigirse directamente a Servizos Sociais del Concello para que puedan ayudarles a tramitar  los descuentos que les puedan corresponder. En caso de producirse impago de facturas sin comunicación previa, Viaqua se compromete a "comunicar os datos a Servizos Sociais para que identifique se alguén dos afectados se encontra en situación de vulnerabilidade, antes de iniciar a acción de suspensión de servizo". Además, Viaqua y Concello acordaron también designar un interlocutor único para tener una "mellor e máis áxil comunicación coas familias afectadas". 

Jesús Vázquez destacó que Viaqua, como empresa suministradora del agua, "vén adoptando unha actitude de colaboración na detección e prevención de situacións susceptibles de ser tratadas como pobreza enerxética" y que este protocolo "garantiza" el suministro.

Julio Masid se congratuló de que Ourense sea el primer concello en firmar el protocolo y cuantificó en 20 las familias que se encuentran en situación de pobreza energética actualmente, una cifra "constante nos últimos cinco anos". Por último, Sofía Godoy señaló que analizarán las situaciones una a una "porque cada caso é único".