AYUDAS

Controversia por las ayudas tras los incendios en Ourense del año 2016

Medio Rural asegura que abonó las reclamaciones de su área, que supusieron 120.069 euros 

Un antiguo molino de agua calcinado en la localidad de Requiás.
Un antiguo molino de agua calcinado en la localidad de Requiás.
Controversia por las ayudas tras los incendios en Ourense del año 2016

Las reclamaciones de particulares por daños en los incendios del verano del 2016 han generado controversia. Medio Rural asegura que ya abonó las peticiones que les corresponden, que en la provincia supusieron 120.069,27 euros. Mientras, los afectados que señaló ayer La Región, que superan los dos centenares, revisan en los concellos -fue donde las tramitaron- cada una de las solicitudes y argumentan que no recibieron la ayuda. Los vecinos que dicen no haber cobrado residen en Cualedro, Oímbra, Muíños, Trives y Entrimo.

Desde Medio Rural explican que, tras los incendios, se habilitó una línea de ayudas con carácter excepcional por valor de un millón de euros para compensar las pérdidas, en las que se incluían la reposición de infraestructuras, equipos privados, daños en explotaciones ganaderas y agrícolas. En total, según el departamento autonómico fueron aprobadas un total de 76 solicitudes por importe de 426.981 euros. De los 76 beneficiarios, según Medio Rural, cobraron 62 la ayuda (306.468,17 euros en total). A 13 no se le pudo conceder y perdieron sus derechos al no justificar los desperfectos. A otro no se le otorgó por tener deudas.

La media de las ayudas fue de 5.000 euros, destinando a Ourense el 39% de la partida, 120.069,27 euros en total. En Medio Rural recuerdan que los beneficiarios de las ayudas residen en Baños de Molgas, Ourense, Oímbra, Verín, A Mezquita, Entrimo, Cualedro, Sarreaus, Trives, Lobios y Monterrei. En este sentido, aseguran que afectados de Cualedro recibieron 44.000 euros y los de Entrimo, 30.000.

Por su parte, el alcalde de Muíños, Plácido Álvarez, y el presidente de la Comunidad de Montes de Requiás, uno de los pueblos afectados, José Araújo, recalcaban ayer que ninguno de los vecinos recibieron compensaciones por los daños. "Esperemos tener mejor suerte con las que vamos a pedir este año", apuntó el regidor. El alcalde de Entrimo, Ramón Alonso, esgrime un argumento similar: "No cobró nadie", dice.

En Medio Rural aseguran no tener conocimiento de las reclamaciones de estos municipios y recuerdan que al estar en un parque natural habrían sido remitidas a Medio Ambiente.

Dos de los afectados, identificados como M.R.G. y N.R.L. reclamaron por los destrozos que ocasionó un bulldozer en los muros de sus fincas cuando apagaba las llamas. "Esas reclamaciones se tramita por responsabilidad patrimonial, no nos corresponden", apuntaron en Medio Rural, que también asegura desconocer que los hermanos de Trives a los que les ardió la casa, José y Luis Portea, presentaran alguna petición de ayuda. Ellos dice que sí la tramitaron.