POR BARRIOS

“El Corte Inglés” de Palmés, desde vino hasta desinfectante

Hace muchos años alguien decidió llamar "El Corte Inglés" a la única tienda que hay en Palmés. Y así ha quedado. La compró el abuelo, continuó el hijo y es ahora el nieto, Víctor Iglesias, el que está al frente de todo 

Interior de la única tienda que hay en Palmés, la conocida desde hace muchos años como "El Corte Inglés".
Interior de la única tienda que hay en Palmés, la conocida desde hace muchos años como "El Corte Inglés".
“El Corte Inglés” de Palmés, desde vino hasta desinfectante

"El Corte Inglés de Palmés". Así se conoce en el pueblo a la tienda de la señora Cándida (Conde) y su hijo, Víctor Iglesias. El abuelo, Javier Iglesias, la compró hace más de 90 años. Cuando falleció, el negocio pasó a manos de su hijo, José Iglesias. Y a la muerte de este se hicieron cargo del negocio los actuales propietarios.

"Es lo que es, un negocio familiar", subraya Víctor. "Sí, es la única tienda que hay, no sólo en el pueblo, también en los alrededores. Hace años, pero muchos ya, hubo otra, pero cerró", añade.

En "El Corte Inglés de Palmés" puedes encontrar desde embutido hasta tabaco, puedes desde comprar un desinfectante para el suelo de la cocina hasta tomarte una cerveza. O sellar la quiniela. "Vamos aguantando, que no es poco. Hemos visto de todo, tiempos mejores, peores y regulares. Es un negocio de pueblo, la gente casi siempre es la misma", relata Víctor, que no tiene descendencia, con lo que... ¿a quién le va a dejar el negocio? "De momento ya estoy yo, con eso llega. Después Dios dirá", responde.

La temporada 2018-19, la Liga de Campeones se ofrecerá íntegramente por pago. O sea, que en el bar de Víctor tendrán puesto "Pasapalabra". O no. "No tenemos canales de pago, pero no se preocupe, si se da el caso de querer ver un partido de la Champions ya nos arreglaremos".

Sobra decir que a todo aquel que entra en la tienda se le llama por el nombre. O por el apodo. Nadie es desconocido. "Aquí todos vienen a tiro fijo, no es un sitio de paso, es gente que lleva mucho tiempo viniendo", detalla.

¿De dónde viene los del "Corte Inglés"? "Ni idea, sólo sé que es algo de hace muchos años. No sé, igual fue el Corte Inglés el que nos copió a nosotros", bromea.

Paciente espera

Son las 20,30 horas y una decena de amigos esperan el comienzo de la Supercopa de Europa, en Macedonia entre el Real Madrid y el Manchester United. Uno de ellos es Juan Ramón González, gallego que emigró al País Vasco hace más de 50 años. No puede ocultarlo, el acento le delata. Es también el más decidido, el único que quiere hablar. El resto declina, debe imponerle el bolígrafo. Hace algo menos de 20 regresó, con su mujer.

"Bajo todos los días, hago la quiniela, juego la partida y tomamos algo. Lo típico", apunta González. Seguidor del Erandio (equipo vizcaíno) y del Athletic, confiesa que "el fútbol no me tira mucho, a mí lo que de verdad me gusta es la bici". Su mujer es vasca. Pero un buen día vino con su marido a Galicia y se enamoró. De él no, que ya lo estaba. De la Comunidad. Y aquí que se vinieron. "Le gustó tanto que al volver al País Vasco me dijo que quería venirse a Galicia a vivir. Dicho y hecho. Nos compramos una casa y aquí estamos. De eso hace ya 17 ó 18 años", recuerda.

"¿Cartas o dominó? "Cartas, al subastado y al tute. Nada de dinero, sólo nos jugamos las consumiciones", finaliza. Y se despide con un "agur".