CRÓNICA

O Couto se vuelca con Nico

La plaza de Pedro Monteagudo, situada en el barrio de O Couto, acogió varios actos solidarios con el objetivo de recaudar fondos para la investigación del cáncer -neuroblastoma- que padece Nico.

El pequeño junto a sus padres, Manuel y Ángela.
El pequeño junto a sus padres, Manuel y Ángela.
O Couto se vuelca con Nico

Los vecinos del barrio de O Couto se volcaron ayer con Nico, el pequeño ourensano al que le diagnosticaron con nueve meses neuroblastoma, un tipo de cáncer que padecen uno de cada cien mil niños. La plaza de Pedro Monteagudo fue testigo de la solidaridad de los ourensanos que tuvieron la oportunidad de aportar su granito de arena a la causa comprando rifas por importe de 2,50 euros y otros productos solidarios como las tradicionales pulseras. También pudieron conversar y dar ánimos a los padres del pequeño, que fue el centro de todas las miradas. "Estamos muy sorprendidos con la implicación de los vecinos y, sobre todo, muy agradecidos por el apoyo que nos están dando desde que le diagnosticaron a nuestro hijo esta enfermedad", dijo Ángela Leal, la madre del niño.

Tras un largo recorrido de dolor y sufrimiento, Nico volvía a recuperar durante la jornada de ayer la sonrisa propia de un niño de su edad. Ahora ya tiene 17 meses y se está recuperando favorablemente tras ser operado del tumor hace tres en el hospital madrileño de La Paz. "Nico está fenomenal y ya ha recuperado peso. Los médicos están estudiando si darle o no otra sesión de quimioterapia ya que estos tratamientos tienen efectos secundarios graves que pueden dejarle secuelas en el corazón, cerebro o hígado", explicó. Ahora el objetivo de sus padres, Manuel y Ángela, es recaudar fondos para apoyar la investigación oncológica en niños. Lo hacen con la mirada puesta en la Universidad de Valencia, pionera en este tipo de cáncer infantil. Por eso han organizado varias actividades para que recauden dinero para la investigación y todos los niños que padezcan esta enfermedad puedan tener acceso a un tratamiento. Para ello, contaron con la colaboración de los comerciantes de O Couto, que dedicaron parte de su programación navideña a la campaña "Nico contra el cáncer infantil. Fomentando la investigación”, puesta en marcha por la asociación cultural El arte del grito. Con poco presupuesto y mucha imaginación, organizaron actividades para todos los gustos y edades: desde un desfile hasta una comida solidaria. También una exposición infantil de taekwondo y un espectáculo de magia.

Los que se acercaron a ver los artículos expuestos en el mercadillo se encontraron con relojes, CDs de música, camisetas y pulseras solidarias "que se agotaron muy rápido", explicó Ángela Leal. También hubo un desfile de moda en el que los establecimientos colaboradores tuvieron la ocasión de presentar su nueva colección otoño-invierno. Para ello contaron con un grupo de jóvenes que modelaron por una improvisada pasarela en la que no faltó la música. El mal tiempo no acompañó durante la jornada de ayer y la lluvia "limitounos un pouco pero aínda así os veciños implicáronse bastante nun tema tan solidario como é o caso de Nico",explicó Julio Fernández Prol, presidente de los comerciantes de Couto Centro.

Las tiendas colaboradoras destinaron el 10 por ciento de sus ventas para financiar proyectos de investigación que permitan personalizar los tratamientos y experimentar con nuevos fármacos para aumentar la tasa de supervivencia."Entre ayer y el lunes hemos recaudado unos 3.500 euros aproximadamente pero el coste de las investigaciones rondan los 100.000 euros anuales", explicó Ángela Leal.