MERCADO

Crece el número de coches pese al bajón demográfico

La provincia tiene 7.000 vehículos más que en 2013, con menos población

 

Aglomeración de coches en la rúa do Progreso de la ciudad.
Aglomeración de coches en la rúa do Progreso de la ciudad.
Crece el número de coches pese al bajón demográfico

Ante un mes de agosto que se prevé caliente en tema de matriculaciones de vehículos, debido a que muchos concesionarios han de vender o, en su defecto, automatricular los coches que no estén homologados a la nueva normativa antes del 1 de septiembre, la provincia encara este mes con buenos datos previos.

Y es que aunque cada vez hay menos vecinos, el número de coches no deja de crecer en la provincia. Según los datos del anuario de la Dirección General de Tráfico (DGT), la provincia de Ourense encabeza el incremento de las matriculaciones de vehículos en toda Galicia. Desde 2015 a 2017, se apuntó una subida en el número de matriculaciones del 21,5%, por encima de la media española (20,2%), y muy  por encima del resto de provincias gallegas. 

De hecho, A Coruña, la segunda con mayor subida de las matriculaciones, lo hizo en un 15,69%, seguida por Pontevedra (11,43%) y Lugo, más atrás, con un 7%. 


Cambio de tendencia


La tendencia ha cambiado en los últimos años, tras una crisis que rebajó con creces el número de matriculaciones, y parece se consolida en la provincia. Ourense ha vuelto a las cifras de 2010, justo antes del estallido más fuerte de la crisis. El declive demográfico, que hace caer con fuerza la población en la provincia, no parece que merme el parque de vehículos, sino más bien todo lo contrario. Cada vez más coches componen el parque de vehículos de la provincia. 

Con 7.278 vehículos matriculados en todo el 2017, superaron los 6.780 de 2016 y los 5.986 de 2015, año en que empezó a cambiar la tendencia hacia arriba. 

Pese a la recuperación, que demuestra una mejoría notable en la economía ourensana, todavía está la provincia muy por detrás de los datos de 2007, cuando se llegaron a matricular más de 12.000 vehículos en un solo año. 


Saldo positivo


Contrarrestando a este número los coches que dieron de baja, que en 2017 fueron 5.641, las cifras arrojan un saldo positivo, lo que permite tener un parque de vehículos provincial cada vez con más volumen. En total, se cerró 2017 con 245.117 vehículos dados de alta en la provincia, una cifra superior a los 242.475 que había en 2015, o los 238.451 de 2013 (6.666 menos que ahora).

Esta recuperación del número de coches en circulación en la provincia está todavía muy lejos, sin embargo, de los más de 252.000 que había dados de alta antes del estallido de la crisis, en 2007. Sin embargo, el ritmo de crecimiento invita a pensar en se pueden recuperar las cifras. 

Teniendo en cuenta el censo de conductores en la provincia que, según la DGT, es de 205.618, cada ourensano tiene a su disposición 1,2 coches, una cifra que se mueve en la línea de la media española.