MIGRACIÓN

La crisis venezolana provoca la vuelta de 45 emigrantes ourensanos al mes

El año pasado regresaron 532 ourensanos, mientras que ocho años antes solo retornaron 144

Venezolanos de Ourense, en una concentración en la praza Maior.
Venezolanos de Ourense, en una concentración en la praza Maior.
La crisis venezolana provoca la vuelta de 45 emigrantes ourensanos al mes

La crisis humanitaria ha acelerado la llegada de emigrantes retornados a Ourense procedentes de Venezuela, un 270% más que ocho años antes, atraídos por la seguridad y las oportunidades de empleo frente a la crítica situación que viven al otro lado del charco. Solo en 2017, volvieron a la provincia 532 emigrantes, una cifra muy superior a lo que se daba en 2009, cuando lo hicieron 144.

En total, sin ceñirse solo a Venezuela, regresaron el pasado año 1.200 ourensanos de todo el mundo, de los 6.202 que lo hicieron en toda Galicia. Es la tercera provincia con más retorno después de A Coruña y a solo 400 de Pontevedra.


AUGE DE REGRESOS


El auge de la emigración venezolana, debido al éxodo que se está viviendo, ha disparado el movimiento de población y el regreso de muchos gallegos y sus descendientes de ese país. De los retornados, 532 lo hicieron desde Venezuela, casi la mitad; 158 desde Suiza, 98 desde México, 61 de Alemania, 59 desde Francia, 48 de Brasil, 36 de Cuba, 31 desde Estados Unidos y 30 desde Panamá.

En 2009, fueron 144 los ourensanos que regresaron de Venezuela, casi cuatro veces menos que en la actualidad, y las cifras se movieron en esos parámetros en los años siguientes. Por ejemplo, en 2013 fueron 132, todavía menos, los que dieron el paso de volver a su tierra de origen. El cambio de tercio se produjo en 2016, en pleno apogeo de las protestas ciudadanas. Así, ese año regresaron hasta 430 personas.

Venezuela lidera la vuelta de emigrantes pese a no ser el país que alberga más. En Argentina, el país que más ourensanos acoge, hay el triple, solo 12 hicieron las maletas el pasado año.

En números globales, el retorno creció en la provincia un 82,65 % entre 2009 y 2017, de 657 a 1.200 personas. De 2016, cuando se registró un retorno de 921 personas, a 2017 aumentó el retorno un 30,29%.

El perfil, ya adelantado por las entidades sociales, es muy juvenil. El regreso de los menores de 65 años creció un 81,72%, pasando de los 465 de 2009 a los 845 de 2017. Estrechando más el ámbito, entre los menores de 45 años creció el regreso un 148%, de 204 que volvieron en el 2009 a los 506 que lo hicieron el pasado ejercicio. De entre 16 e 54 años, los que están edad laboral y con tiempo por delante para trabajar, se incrementó la llegada en un 132,30%, desde los 245 de 2009 a los 508 de 2017.


PERFIL MUY JOVEN


El grupo de edad que más creció en ocho años es el de menores de 15 años, por la llegada de familias con hijos pequeños. El regreso de personas de ese rango de edad se disparó un 285%, de 40 en 2009 a 154 del año pasado.