ARTE ET ALIA

El cuarto-Diógenes de Diego Vites en Alterarte

Un gran poliestireno expandido estilo Bob Esponja, nos recibe, con una sobredimensionada cabeza clara encima.

Exposición de Diego Vites en la sala Alterarte, en el Campus.
Exposición de Diego Vites en la sala Alterarte, en el Campus.
El cuarto-Diógenes de Diego Vites en Alterarte

Un gran poliestireno expandido estilo Bob Esponja, nos recibe, con una sobredimensionada cabeza clara encima. En la parte frontal del poliespán rosa hay un enorme agujero asimétrico. A su lado, en el centro de la sala de exposición, está una gran columna que atraviesa el techo, negra y metálica con cadenas. Del otro lado un tronco de madera de notables dimensiones con varias cabezas de animales suspendidas en la base. Atada lleva una estatua de piedra de un monje y la corona una caja con una gran mazorca de maíz, nariz o símbolo fálico... a sus pies sujeto a una boya Vites coloca un óleo con una figura verde bebiendo de una taza. En torno a este tripartito núcleo el artista coloca dos grandes paneles, muy didácticos, el de atrás muy sexual. En el frontal son seis las hojas con múltiples imágenes en blanco y negro, y un extraño óleo, firmado por L. Edwin Pastoña, quien une personajes representativos del Entroido gallego a modo de friso con un paisaje de Sudamérica, en los Andes de Ecuador. Este fue con Argentina y México uno de los lugares donde estuvo el artista haciendo residencias y talleres entre 2014-2015. Tras el proyecto "Tigua ecuatoriano", en el que colaboró con aquel artista, resultó dicho cuadro de apropiacionismo-impostura, inmadura síntesis cultural. 


El artista Diego Vites


En aquel "totum revolutum" se mueve Diego Vites García (O Grove, Pontevedra, 1986), licenciado en Bellas Artes en la universidad tinerfeña de La Laguna en 2009, juntándose con otros artistas en “El Apartamento”, proyecto ganador de la Bienal Off Arte y Paisaje de Canarias, en un perfil que le define, y repite al regresar a Galicia para hacer un máster en la USC, fundando en 2012 FAC Peregrina, Furancho de Arte Contemporánea con el artista plástico Olmo Blanco y la crítica cultural Ania González, su comisaria en Ourense. En la pared frontal de Alterarte hay una suya, autorretrato desnudo con rostro cubierto de un hirsuto pelo de hombre-lobo enmarcado de piedras de lava y conchas pintadas, de su exposición "Güita, nueva pintura ancestral canaria". La acompaña una columna-pedestal metálica y cadenas, con palma y láminas-telas de poliespán rosa... Todo ello se completa con una piragua con libro, y cuadro, en la pared de entrada. Es el concepto "furancho" de las Rías Baixas, en el que los particulares venden en sus pseudobares la producción vinícola y agropecuaria, un mercado no oficial que trasladan a su arte, caso de Jalisia Fanecas, espacio asimismo de confluencia para artistas, en la parroquia de A Peregrina, cerca de Santiago. Participó en la itinerante "Afluentes 94: os anos circulares", que llegó a Ourense en 2013, siendo sus individuales en Tenerife, 2010 y "Jpg, imagen o naturaleza", Auditorio de Galicia, en 2015. Su obra es un vórtice de  territorios periféricos según la curadora, relaciones abiertas desde el concepto-contenedor de instalación, en el que cabe todo, pintura, escultura, una construcción de realidad que puede tomarse como una extensión escultórica, y sus vídeos como apuntes de composiciones pictóricas, en suma, acciones con las que se relaciona con su entorno.