LA AUDIENCIA CONDENARÁ A JOSÉ LUIS LAMELAS A UNA PENA QUE OSCILARÁ ENTRE LOS 15 Y 17 AÑOS DE PRISIÓN

Culpable de asesinar a su vecino con vino envenenado

Antes de que José Luis Lamelas Álvarez entrase en la sala de vistas de la Audiencia cerca de las nueve de la noche para escuchar el veredicto del jurado popular que vio su causa, ya se respiraba en el rellano del segundo piso del Pazo cierto presagio de condena. Los abogados de la defensa manejan a modo de máxima no escrita que cuanto más horas se tarda en deliberar más probabilidades tiene un acusado de salir bien parado. Y también que a una condena de un tribunal popular es difícil que siga una absolución, aunque sean otros los que lo integren.
Culpable de asesinar a su vecino con vino envenenado
En el caso de José Luis Lamelas, juzgado por segunda vez por el asesinato con estricnina de un vecino de Castro de Escuadro (Maceda), el jurado solamente dedicó la tarde de ayer, hasta las ocho, a dirimir la culpabilidad o inocencia del procesado. Para ello hubo de responder a un objeto de veredicto compuesto por 10 cuestiones en las que se planteaban dos posibilidades de condena (por homicidio imprudente y asesinato) y la absolución.

El jurado lo tuvo claro y condenó por unanimidad a Lamelas Álvarez por asesinar a su convecino Felisindo González, al dar por probado que el 22 de noviembre de 2009 acudió a un paraje llamado O Pereiro y 'depositó en la entrada de la finca de la víctima, colgada de su cancilla de madera, una bolsa de plástico que contenía, además de conservas y dos mandarinas, una botella de vino perfectamente encorchada en la que había introducido una cantidad importante de estricnina'. Según consideró el jurado, el inculpado, al mismo tiempo, colocó en las proximidades de la cancilla restos de productos consumidos alrededor para crear la sensación de que habían estado allí otras personas.

Esta acción, tal como valoraron los ciudadanos que vieron el caso, fue realizada 'con ánimo de provocar la muerte por envenenamiento de Felisindo González, sabedor, por conocer sus costumbres y que era una persona confiada, que iba a ingerir el contenido de la botella, una vez la tuviese en su poder'.

El veredicto de culpabilidad también recoge el móvil del asesinato, que la magistrada introdujo en el primer punto del veredicto: el profundo resentimiento que sentía Lamelas por González a consecuencia de las diferencias surgidas entre ellos en la gestión de una explotación ganadera que habían llevado de forma conjunta hacía muchos años.

La sentencia que en los próximos días dictará la magistrada presidenta del tribunal del jurado, Amparo Lomo del Olmo, contemplará penas que oscilarán entre los 15 años (la mínima que pidió la defensa) y los 17 que solicitaron el fiscal y la acusación particular en sus conclusiones definitivas. Todo ello sin la posibilidad de la concesión del indulto porque el jurado en su veredicto no lo contempló.

El letrado de Lamelas anunció que, una vez conocida la sentencia y las pruebas que estimó el jurado para determinar la culpabilidad, examinará un posible recurso, máxime cuando el primer juicio, con veredicto de culpabilidad de un jurado, fue anulado por el Tribunal Supremo. También aseguró que mientras las sentencia no sea firme entiende que su cliente debe seguir en libertad provisional.