VENDIMIA

Los daños en las vides condicionan las previsiones para esta vendimia

Tres bodegas de O Ribeiro arrancaron la campaña, que en próximos días se extenderá al resto de las Denominaciones

Trabajos en una reciente campaña en tierras de Cividade, en Sober (Lugo), donde hoy se abre la recogida.
Trabajos en una reciente campaña en tierras de Cividade, en Sober (Lugo), donde hoy se abre la recogida.
Los daños en las vides condicionan las previsiones para esta vendimia

La vendimia ya ha comenzado en la provincia con los trabajos de recogida y recepción de uvas por parte de dos bodegas industriales y un colleiteiro de la Denominación de Origen Ribeiro, que los técnicos del Consello Regulador prevén se amplíen a otras empresas amparadas durante los próximos días. Una campaña que se presenta con previsiones inciertas en las cuatro zonas vitivinícolas debido a la plaga generalizada de mildiu, además de los daños causados por el oídio y la botrytis en la comarca de Valdeorras. Sin embargo, la mejora de las condiciones meteorológicas en las últimas semanas, con el registro de altas temperaturas y la aparición de precipitaciones, que han contribuido a refrescar el terreno y las vides, auguran que la producción de uva en Ourense sea superior a la contabilizada el pasado año.

Este es el caso de O Ribeiro, donde fue detectado mildiu a finales de mayo, si bien los tratamientos químicos y el seguimiento de las plantas, que fueron aconsejados a los viticultores por la Estación de Viticultura e Enoloxía de Galicia (Evega) han dado los resultados deseados y las vides han logrado recuperarse en la mayoría de los casos. La diferente afectación de las cepas en una misma viña y la irregular distribución de la enfermedad "fai moi difícil ter unha valoración dos danos en toda a Denominación e, en consecuencia, poder dispor duns datos fiables de previsións", comenta Juan Manuel Casares, presidente del Consello Regulador de O Ribeiro.

Las labores en esta comarca crecerán progresivamente a partir del próximo fin de semana y en torno al día 20 de septiembre, fechas consideradas como de maduración óptima por los técnicos del órgano rector. La campaña se prolongará un mínimo de tres semanas, prolongándose hasta los primeros días de octubre.