ENTREVISTA

"Desterremos ya de una vez esa mentira de ‘en Ourense nunca hay nada"

Suena facilón y cursi, pero lo cierto es que para muchos aficionados ourensanos a la música, la primavera viene con ecos de jazz y el otoño  se acompaña de americana. La culpa de lo segundo recae en el American Autumn-Son Estrella Galicia

David Pedrouzo, director del American Autumn. (M. PINAL)
David Pedrouzo, director del American Autumn. (M. PINAL)
"Desterremos ya de una vez esa mentira de ‘en Ourense nunca hay nada"

Un ciclo que cumple nueve años sumando Santiago a su red de ciudades de influencia. "Vamos con Swans, una banda muy grande, queríamos traerla a Galicia y Capitol parecía el sitio indicado", explica David Pedrouzo (Ourense, 1978), director de un ciclo que este año volverá a pisar Coímbra y Madrid, manteniendo a Ourense como pulmón. 

¿Cuál es la siguiente etapa vital del ciclo en Ourense?

Cada año empezamos de cero, y más en Ourense, donde este año le hemos dado una vuelta. Lo sacamos del Torgal –su madriguera–, y lo llevamos por primera vez a espacios públicos, con la colaboración de Diputación y Concello. ¿Siguiente paso? Dar un salto de nombre: lograr que Ourense sea cita obligada si te gusta este tipo de música alternativa. 

¿Qué espera de esta edición? ¿Cómo la titularía?

Creo que es la edición de la variedad. Es un cartel que cada año es más heterogéneo, buscando reflejar cómo se mueve, cómo respira, la música americana, un universo inabarcable que va de Bob Dylan a Woods, y de Swans a la Credence pasando por Mac DeMarco. Para intentar reflejar eso, reclutamos folk, noise, power pop, mestizaje, cumbias...

Con esta evolución, ¿hay más espacio para el riesgo?

Intento que un fan de The Band se siente a ver a Dorian Wood y se quede con el culo torcido, para bien. ¿Riesgo? Sé que hay cosas que son difíciles –por minoritarias o trabajosas–, pero a mí me gusta eso. Buñuel tiene una frase maravillosa: "No hago películas para entretener, lo hago para incomodar". Hay que intentaromper esos encorsetamientos musicales alimentados por modas, y saborear cualquier experiencia musical.

¿Dónde está Ourense en el mapa cultural de Galicia?

En el mismo sitio que el resto. A veces nos olvidamos de lo que ofrece Ourense.  Ciclos musicales con artistas de primer nivel, un festival de cine, dos festivales de teatro, la ICC Week, un montón de agentes culturales, el Cineclube, las salas, las asociaciones culturales…

¿Los ourensanos lo ven así?

Que lo vean o no es tarea de los programadores. Tenemos que conseguir sacar a la gente del sofá. Es una carrera de fondo. Evidentemente no contamos con las infraestrutcturas o medios de otras ciudades gallegas, pero estamos en el mismo plano. Desterremos ya de una vez esa mentira de "en Ourense nunca hay nada". En Ourense no hay cultura para el que no la quiere. 

¿Y esa cultura se está explotando lo suficiente?

Queda mucho por explotar pero sobre todo, por enseñar. Se hacen muchas cosas, pero necesitamos agitar más a la gente, aumentar su implicación. Ourense tiene muy desaprovechados espacios urbanos a donde se puede llevar cine, literatura o música. Quitarles el óxido a esos lugares es una tarea pendiente.