TRIBUNALES - OURENSE

La denuncia contra Rogelio Martínez llega a juicio 13 años después

El exdelegado de la Xunta se sentará en los tribunales por los delitos de malversación de caudales públicos, fraude de subvenciones y falsedad documental, en relación a la gestión de fondos europeos del Plan Leader II

La denuncia contra Rogelio Martínez llega a juicio 13 años después

La sección segunda de la Audiencia de Ourense en un auto notificado este viernes pone fecha al juicio que sentará en el banquillo al exdelegado de la Xunta Rogelio Martínez por los delitos de malversación de caudales públicos, fraude de subvenciones y falsedad documental, en relación a la gestión de fondos europeos del Plan Leader II cuando era alcalde de Arnoia. Junto él, se cita a otros 10 investigados en una instrucción que llega a juicio casi 13 años después: la denuncia de la que parte este procedimiento se interpuso en septiembre de 2006.

La sala reservó tres días, 13, 15 y 16 de mayo. La primera jornada será destinada exclusivamente a las cuestiones previas de las partes ya que el fiscal y las defensas alegan que los posibles delitos detectados están prescritos. 


Solo hay acusación popular


Además, los letrados de los imputados ponen en duda la legitimación de la Asociación para o progreso do Ribeiro, ligada al PSdeG local, a la hora de ejercer la acción popular. En este procedimiento, también llegó a estar personado el BNG, la formación política que denunció el caso, pero finalmente se apartó cuando el juzgado instructor en un primer momento archivó el tema.

El caso instruido en Ribadavia ventila las supuestas irregularidades detectadas en la gestión de las ayudas recibidas en 1999 por el Grupo de Acción Local Ceivam, entidad público-privada, del que Rogelio Martínez era presidente como mandatario local de Arnoia para la puesta en marcha de una planta de biomasa, de la que solo hay constancia de un galpón, y distintos talleres artesanales para la elaboración de cerámica, forjas, pan, madera y orfebrería.

Junto al político del PP, figuran como investigados Pablo Fernández (responsable administrativo y financiero de Ceivam), Juan Emilio Aparicio (gerente de Ceivam), Gumersindo Álvarez Martínez (representante legal de Covelo SL) y Gumersindo Álvarez Rodríguez (representante de Actuar S.L.), el ingeniero Miguel Reza, Alfredo Lázaro Gutiérrez, Severino Veira, Ramón Souto, Adrián Souto y María del Carmen Gallego.

 Los cinco últimos comparecen por supuestas irregularidades en el dinero obtenido a través de Ceivam para distintos talleres artesanales para la elaboración de cerámica, forjas, pan, madera y orfebrería. Según la acusación popular, cobraron dinero público para unas obras que no se ejecutaron conforme a los proyectos presentados.