ENTREVISTA - TERMALISMO

"El desarrollo del termalismo en ocio en Ourense es sobresaliente"

Nemesio M. Pérez y su equipo de estudiará los recursos del subsuelo ourensano durante 15 días en el marco del proyecto Geoatlantic

Nemesio Pérez, este viernes en el despacho de Alcaldía.
Nemesio Pérez, este viernes en el despacho de Alcaldía.
"El desarrollo del termalismo en ocio en Ourense es sobresaliente"

El proyecto Geoatlantic, liderado por el Concello de Ourense y que busca aprovechar recursos naturales como la geotermia, entra en una nueva fase con el análisis de las aguas de los manantiales termales de la ciudad. Durante 15 días, un equipo liderado por el director del área de medio ambiente del Instituto de Energías Renovables de Tenerife, Nemesio M. Pérez, estudiará los recursos del subsuelo ourensano. Pérez compartió este viernes los pormenores del estudio con el alcalde en funciones, José Araújo; y los concejales Jorge Pumar y Ana Fernández Morenza.

¿En qué consiste este análisis?

Tomar muestras de las aguas termales para hacer una amplia caracterización química e isotómica de los gases disueltos en las aguas termales.

¿Cuál es el principal objetivo?

No hay mucha información. Este estudio nos dirá, por ejemplo, la temperatura del yacimiento termal, el origen de algunos de estos gases, como el CO2. Cuantos más datos tengamos de las aguas termales, de los recursos, se van a explotar mejor.

No es casual la elección de Ourense, entiendo.

Claro, por varias razones, la principal es que es el jefe de filas de este proyecto por su potencial en el termalismo. Este trabajo en el 

Geoatlantic se desarrolla en Ourense y las Islas Azores, va a permitir conocer el recorrido del manantial, permitiendo protegerlo y generar aprovechamientos tanto térmicos como termales.

¿Hace falta esa base para cualquier proyecto?

Es como el ejemplo de una familia. Tienes que pagar el IBI, el colegio, la comida, pero tienes que conocer lo que te entra, tus recursos. Así gestionas mejor los usos que haces, de forma más responsable.

¿Evitamos construir castillos en el aire?

Claro, si tienes 1.000 euros al mes no vas a cenar todas las semanas fuera. Debe hacerse una gestión responsable del recurso, eso es trabajar por la sostenibilidad.

¿Es caminar hacia el futuro, buscar nuevas vías de desarrollo?

La sostenibilidad es caminar hacia el futuro siempre. Puedes decidir donde haces el ecobarrio, un balneario. Va a haber una segunda fase, de un período mayor, en la que estaremos tomando muestras de gases en la atmósfera del suelo, para conocer el tamaño del sistema termal de Ourense, para no hacer sondeos cada dos por tres.

¿Ciudades como Ourense deben diferenciarse?

Cada individuo o institución debe querer mejorar siempre su gestión, es fundamental. Todos tenemos la obligación de ser cada vez mejores. Hay que generar un mapa para que la gente pueda decidir, por ejemplo, si quiere usar geotermia o que la administración planifique donde actuar.

Aquí se lleva hablando mucho tiempo de un balneario.

Nuestro papel no es decidir los usos y aplicaciones, eso son decisiones que van más allá del ámbito científico. Nuestro rol es proporcionar herramientas para conocer mejor los sistemas.

¿Hay riesgos o inconvenientes?

El único riesgo de querer explotar un recurso es hacerlo de forma poco responsable. Yo estuve en Ourense en el 1995 y el desarrollo del termalismo en ocio es sobresaliente. ¿Se puede mejorar? Claro, como todo. El paso de la ciudad de Ourense en aprovechar el termalismo para el ocio y el turismo es la línea a seguir.

Le hablarían del ecobarrio. ¿Qué le parece?

Hay que hacer todo lo posible por explotar el recurso que tengas. Generar bombas geotérmicas, minimizar el coste de la energía es un deber.

Son aspectos que notará directamente la ciudadanía, que a lo mejor es ajena a estos proyectos.

Es verdad, pero el ciudadano también tendría que preocuparse por qué hacer para mejorar la sociedad, la administración no va a resolver todo. Entiendo que la ciudadanía ha visibilizado con el desarrollo de las termas que se pueden hacer cosas.

Pero aún faltan desarrollos.

Bueno, hay que mirar el vaso medio lleno. Si se ha mejorado desde hace 10 años, vas en la dirección correcta.

¿Hay que buscar nichos de mercado?

Puede tener muchos usos, pero asociarlo al turismo debe ser la piedra angular. Si hay mayor actividad, se redistribuye la riqueza. Trabajar en los diferentes usos es importante pero esa línea es fundamental.