INFRAESTRUCTURAS

Hasta 16 empresas optan al enlace del Polígono y la A-52

El proyecto que conectará la autovía con la zona industrial tendrá  tres carriles y un viaducto

Hasta 16 empresas optan al enlace del Polígono y la A-52

Un total de 16 empresas prensentaron sus ofertas para la construcción del enlace de la A-52 con el Polígono de San Cibrao das Viñas, que se licitó por más de 21 millones de euros, y cuyos trabajos tienen la previsión de iniciarse antes del verano. Se trata de un proyecto "prioritario e esencial" para dotar de nuevas oportunidades a esta zona empresarial, así como para "a promoción económica e industrial de toda a provincia de Ourense", según indica la Consellería de Infraestruturas e Vivenda. 

La vía de nuevo trazado, que recorrerá los municipios de Taboadela y de San Cibrao das Viñas, tendrá una longitud aproximada de 4,5 km y reducirá en "preto dun 66%", al pasar de 11 a 4,5 km,la conectividad con la Autovía de Celanova.

Esta nueva infraestructura comenzará en el enlace de Gargantós, que conecta la A-52 con la autovía que va de Ourense a Celanova, la AG-31, mediante la reordenación de accesos a través de una glorieta bajo la A-52 y, después de salvar el río Benito, finalizará en la N-525, al sur del actual acceso al polígono industrial.

El trazado elegido es, según la Xunta, el que "mellor responde" a la necesidad de compatibilizar la menor afección a los terrenos, edificaciones e infraestructuras ya existentes, con los requerimientos técnicos propios de una vía de estas características.

La nueva conexión presenta singularidades como la existencia de dos carriles, arcenes y zanja, y contará con un tercero carril aproximadamente en la mitad de trazado. Para salvar el río, se construirá un viaducto de más de medio kilómetro, con pilares de notable altura (entre 20 y 54 metros) y cuatro pasos inferiores y uno superior para dar continuidad a las vías locales y caminos de servicio existentes.