La Diputación organiza una cumbre termal con el foco en el rural

El presidente provincial es el único candidato a presidir la Asociación de Ciudades Históricas Termales

La Diputación organiza una cumbre termal con el foco en el rural

Bruselas acoge el 22 de marzo–Día Mundial del Agua–una cumbre termal y de gobiernos provinciales que mira al futuro del rural reivindicando las oportunidades de empleo y competitividad de estos terrenos frente a la despoblación. Está organizada por Manuel Baltar, presidente de la Diputación de Ourense y de la red europea de gobiernos provinciales. "El objetivo es destacar la importancia del termalismo en la construcción de nuestra identidad europea y concienciar a las instituciones europeas y a los grupos políticos del Parlamento sobre la necesidad de implementar y apoyar las políticas termales, y sobre la importancia que las villas termales tienen en Europa, como dinamizadoras económicas sobre todo en zonas más rurales", apunta Baltar. 


Asamblea de ciudades termales


No solo este Comité de las Regiones de Bruselas es buena noticia para potenciar el termalismo, que en Ourense está de enhorabuena con el reciente estudio que determina que la ciudad tiene caudal suficiente para el esperado proyecto de un gran hotel-balneario. La Asociación de Ciudades Históricas Termales celebró este jueves en Loutra Pozar (Grecia) una asamblea en la que se incorporaron ocho nuevos miembros, siendo ya 51 territorios termales de 20 países los que pertenecen a la red. Además, se conoció que Manuel Baltar es el único candidato a presidir la entidad, cuyas elecciones se celebran el próximo mes de octubre. Junto a él figuran como vicepresidentes Eric Brul, Lorenzo Lucchini y Hugo Oliveira. 
"El hecho de que instituciones, entidades y asociaciones trabajen unidas por el rural desde diferentes ámbitos fortalece la reivindicación común de desarrollar políticas específicas y de dotar de mayores fondos de cohesión a los territorios rurales de Europa, como recientemente hemos conseguido con nuestras demandas", señaló Baltar en la asamblea.


Oportunidades para el rural


La cumbre termal será el primer encuentro conjunto entre Partenalia, EHTTA y CEPLI, la Confederación Europea de Poder Locales Intermedios. Esta última es la primera y mayor red de cooperación territorial europea, integrada por asociaciones de ocho estados de la Unión Europea, además de 40 territorios integrados en Partenalia y Arco Latino. 

Según explican desde la Diputación de Ourense, la reunión que presidirá Manuel Baltar el próximo 22 de marzo abordará las perspectivas que la combinación de vanguardia y tradición turística pueden suponer en la lucha por el reto demográfico. También como motores contra la despoblación y como generación de empleo y competitividad en territorios rurales, los expertos discutirán sobre las posibilidades del ámbito termal y del "turismo inteligente".
En el encuentro de Bruselas también se analizarán nuevas vías de oportunidades de empleo y proyectos que favorezcan económica y socialmente el medio rural. 


"La despoblación debe ser decisiva en el reparto de fondos comunitarios"


Baltar muestra su "firme convencimiento" de que "la cooperación transversal, política, institucional, social y empresarial, será el mayor impulso que podamos darle al rural europeo". Considera fundamental el primer paso de la UE, que destina más fondos contra la despoblación rural y reconoce a la provincia como destinataria de las ayudas europeas. "La despoblación debe ser un factor decisivo a la hora del reparto de los fondos comunitarios, con la lucha en favor del reto demográfico como objetivo", insiste el presidente provincial. En esta misma línea, demanda un "incremento de la representatividad de las provincias en el Comité de las Regiones".

Baltar agradece que Bruselas tuviese en cuenta las reivindicaciones de los territorios provinciales al no reducir Fondos de Cohesión para que exista una mayor igualdad territorial, tal y como comentó con diversos representantes de la UE en diferentes reuniones.

"El termalismo, como riqueza natural histórica de Europa, es un elemento de cohesión, y por tanto, un factor determinante para el desarrollo rural. La gran revolución turística del siglo XXI", añade el presidente de la Diputación ourensana.