AYUDAS EUROPEAS

Las diputaciones pedirán en la UE fondos para la despoblación

Los entes provinciales muestran su "preocupación" y piden gestionar de forma directa las ayudas

Rosendo Fernández, segundo por la derecha, ayer en la  reunión de la Comisión de Diputaciones, en Pontevedra.
Rosendo Fernández, segundo por la derecha, ayer en la reunión de la Comisión de Diputaciones, en Pontevedra.
Las diputaciones pedirán en la UE fondos para la despoblación

Los presidentes de las diputaciones provinciales, entre las que estará la de Ourense, irán el próximo 12 de abril a Bruselas para reclamar a las autoridades de la Unión Europea la gestión directa de los fondos para  combatir la despoblación en el rural, reivindicando la eficacia de las administraciones más cercanas en esta tarea. 

Así lo avanzó ayer la Comisión de Diputaciones Provinciales, Cabildos y Consejos Insulares de la Federación Española de Municipios y Provincias (Femp), que se reunió ayer en el Pazo Provincial de la Diputación de Pontevedra.  

En representación de la Diputación de Ourense participó el vicepresidente, Rosendo Fernández, quien señaló que el freno a la despoblación es una "prioridade máxima" para las instituciones provinciales, que reclaman poder decidir en qué invertir los fondos para esta cuestión, "xa que as entidades máis próximas son as que mellor coñecen a realidade de cada lugar. Non pode ser que os fondos Feder se invistan desde Madrid". 

La despoblación del mundo rural fue uno de los temas centrales de la reunión. En ella se reclamaron "medidas específicas y recursos económicos", y se destacó el potencial de los organismos provinciales para paliar esta situación.

Rosendo Fernández señaló que  desde la Diputación ourensana "estamos poñendo o que podemos pór" para frenar la sangría demográfica, aunque destacó el consenso para definirla como "un tema de Estado e de toda Europa". 

El presidente de la Comisión de Diputaciones Provinciales y titular de la Diputación de Jaén, Francisco Reyes, destacó la labor de estas instituciones. "Si no fuera por las diputaciones provinciales, las personas que no viven en las grandes ciudades tendrían una vida más difícil y no tendrían voz", afirmó. 

Por ello, Reyes definió las diputaciones como una "herramienta útil y de futuro para paliar la despoblación y salvaguardar los intereses de la España rural" y apostó por, entre todos, "impulsar políticas transversales que incidan en la protección y amparo de los que lo tienen un poco más difícil". 

La Comisión de Diputaciones también señaló la necesidad de "recuperar efectivos para asumir las competencias" que les correspondan, afectadas por la pérdida de más de 70.000 empleos desde 2012, con lo que han estado "asumiendo competencias con bastantes menos recursos humanos".

Por otra parte, también se abordó la necesidad de implanta la tarjeta social universal para compartir información sobre los perceptores de ayudas entre administraciones; y se aprobó la firma del convenio con la DGT para el intercambio de información y experiencia en materia de seguridad vial. 

Abel Caballero sobre la financiación local: "La paciencia se ha agotado"

El presidente de la Femp y alcalde de Vigo, Abel Caballero, advirtió ayer al ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, de que a los regidores locales se les "agotó" la "paciencia". No descarta "más acciones y más potentes" para que se les permita reinvertir su superávit "y no acaben usándolo las comunidades autónomas, como hasta ahora".Con esas palabras se dirigió Caballero al Gobierno tras la reunión de la Comisión de Diputaciones, Cabildos y Consejos Insulares en Pontevedra.  

La reinversión del superávit de las entidades locales fue el apartado más importante de la Comisión, tras la cual el presidente de la Femp se quejó de que los gobiernos locales, diputaciones, consells y cabildos reciben una "desatención absoluta" del Gobierno, recordando a Montoro que le pidió una "reunión urgente" hace "mes y medio", sin haber obtenido repuesta. "Veo con gran preocupación la posición del Gobierno con las comunidades autónomas, porque no veo la misma atención a las corporaciones locales", insistió Caballero. 

Los ayuntamientos y las diputaciones han llegado a sumar un superávit superior a los 25.000 millones, señaló Caballero, que calcula que en este 2018 se sobrepasarán los 5.000 millones entre gobiernos municipales y provinciales. "Queremos que sean utilizados en favor de los ciudadanos", dijo.