DEMOGRAFÍABR

Discriminación positiva para poder dar servicios

En Carballeda viven otra realidad, el desierto demográfico cambia durante la jornada laboral, con el tirón de la pizarra

Discriminación positiva para poder dar servicios

El problema de la dispersión territorial unido a la despoblación complica la gestión. Así que todos creen que hay que hacer algo más para tener en cuenta las dificultades en la gestión del día a día. Lo que parece claro es que la fusión de concellos no lo contemplan. "Sería a morte definitiva para os pequenos núcleos. Se xa temos o máis afastado a case 30 kilómetros, cunha fusión quedarían esquecidos", dice Gómez, desde Castrelo do Val.

En Parada de Sil, Yolanda Jácome es de la misma opinión: "Xa custa moito manter os servizos en todos os núcleos, onde vive pouca xente, se nos unísemos, por exemplo, a Nogueira, quedaría todo aínda máis lonxe. Non creo que fose a solución". 

Lo que sí piden es un poco más de ayuda, antes de que todo se haga insostenible. Desde A Gudiña, Lago también es de la opinión de que "hai que ter en conta" la dispersión territorial para los fondos, ya que aunque en Castilla haya bajas densidades de población, no son asimilables a lo que sucede en la provincia de Ourense: "Alí teñen un só núcleo, a poboación moi concentrada, aínda que haxa moito terreo sen habitar". "O que gastamos nós en gasóleo para cubrir servizos en todos os núcleos xa é moito máis", precisa.

Desde la alta montaña, en Manzaneda, Félix Domínguez dice que "estannos afogando a marchas forzadas", no solo su municipio, sino "todo o Macizo Central"

Otro punto de vista, pese a compartir una muy baja densidad de población, tienen en Carballeda de Valdeorras. Viven otra realidad. "Somos o polígono de Valdeorras", explica la regidora,  la popular María del Carmen González.

 "Somos diferentes, temos a sorte de ter a riqueza da lousa", relata. Si bien, puntualiza: "Soportamos servizos dun concellos máis grandes, porque hai moita máis poboación de día que a que realmente queda pola noite, cando os ingresos chegan por poboación".

De hecho, ahí tienen otro tipo de problema, y es que esa densidad de población no se ajusta necesariamente a la realidad: "É inxusto que teñamos ingresos dun concello pequeno, pero temos a sorte de ter un recurso como a pizarra". 

En cuanto al problema de la vivienda, no es tal, dice, ya que "hai oferta pública e tamén privada". Achaca a la "liberdade individual" que mucha gente prefiera optar por viviendas en la ciudad, aunque cree que "sae mellor restaurar unha casa familiar que alquilar na cidade". 

González no duda en decir lo que aprecia: "Os avances sociais repercuten na despoboación. Que a xente traballe en Carballeda pero despois vaia para outros lugares a vivir porque as empresas poñen transporte, é a pequena inxustiza, pero é así".