REPORTAJE

“A dor dun fillo doe máis"

Durante 2018, cuatro niños fueron diagnosticados de cáncer en la provincia, según los datos de la Asociación Contra el Cáncer de Ourense. El papel de la investigación se vuelve "fundamental" en la afectación de los más jóvenes.

Rocío Taboada, trabajadora social de AECC, posa en la sede de la asociación. (MIGUEL ÁNGEL)
Rocío Taboada, trabajadora social de AECC, posa en la sede de la asociación. (MIGUEL ÁNGEL)
“A dor dun fillo doe máis"

Durante 2018, cuatro niños de entre 0 y 14 años fueron diagnosticados de cáncer en la provincia, según la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) en Ourense. Esta cifra se suma a los casos de prevalencia, con un resultado total de 17 afectados el año pasado. "Por sorte na nosa provincia hai poucos casos porque o cancro é raro en nenos, non teñen moitos anos para estar expostos a factores externos", explica Rocío Taboada, de AECC. Por ello, la investigación juega un papel "fundamental": "Sempre hai que traballar nos avances médicos, pero neste caso, con maior razón porque resulta clave". En los últimos años, el índice de supervivencia ha aumentado considerablemente, situándose alrededor del 80% actual. Desde 2007, AECC financió 39 proyectos a nivel estatal, que se suman a los 20 que continúan activos. Taboada avanza que, con motivo del Día Contra el Cáncer Infantil -celebrado ayer-, la asociación planea realizar diversas acciones en la capital ourensana.

Los cánceres que más afectan a la población infantil, a nivel español, son las leucemias (glóbulos blancos), los tumores del sistema nervioso, los cerebrales y los linfomas. El tratamiento es "similar" al de los adultos: cirugía, quimioterapia y radioterapia. "Son rapaces que dende moi pequenos xa maduran a unha velocidade brutal porque se someten a terapias moi agresivas e moi prolongadas", relata Taboada. En cuanto a las franjas de edad más afectadas, el grueso se sitúa entre 1 y 4 años, y en cuanto a sexos, el cáncer tiene mayor incidencia en niños que en niñas. 


Atención psicológica


"Se xa o cancro en xeral non só afecta á persoa diagnosticada senón a todo o ámbito familiar e social, no caso dos nenos case se leva isto a máxima potencia", razona la trabajadora social. De hecho, los más demandantes de atención psicológica suelen ser las familias: "Os nenos nos sorprenden coa súa madurez, para un adulto supón unha situación súper complicada a nivel emocional, e eles lévano da mellor maneira e cunha sonrisa na cara". Durante el año pasado, AECC Ourense atendió a dos familias por cáncer infantil. "Os pais e nais tamén amosan moita forza, porque ao final son eles os que están ao pé do cañón, aínda que a dor dun fillo sempre doe máis, sobre todo cando lles sucede en idades tan curtas".

Trabas económicas para las familias debido al traslado
Los niños diagnosticados con cáncer en la provincia tienen que viajar a Vigo o a Santiago para someterse a los tratamientos necesarios, ya que es un recurso centralizado del Sergas. "Os nenos son sacados do seu entorno", explica Taboada. Para la familia, los traslados suponen un "sobresforzo económico", al que, en algunos casos, no pueden hacer frente. "Dende a asociación informamos sobre os diversos recursos públicos e privados e proporcionamoslles adiantos en axudas económicas", comenta la trabajadora. Además, AECC proporciona material ortopédico a las familias,