ASESINATO SOCORRO PÉREZ

Flores blancas por Socorro

Familiares directos de Socorro Pérez rindieron un emotivo homenaje a la víctima en el Alto do Seminario, un año después del hallazgo de su cadáver. En el lugar, depositaron un centro de flores y leyeron un poema.

Flores blancas por Socorro

Siempre en nuestros corazones". Con esta frase, un centro de rosas y claveles blancos conmemora a Socorro Pérez un año después del hallazgo de su cadáver en las inmediaciones del seminario de la ciudad. Las flores fueron depositadas ayer por sus familiares más directos en el lugar donde un amigo del círculo encontraba el cuerpo después de 46 días de su desaparición.

"Hoy es un día especialmente triste, de desgarro y de dolor", explicó el portavoz de la familia, Jesús María Pérez, quien apuntó que "nunca imaginamos que después de un año estaríamos sumergidos en la misma incertidumbre que el primer día, sin poner cara al autor o autores del crimen". Fue el primo de la víctima el que expresó los sentimientos de los familiares a través del poema "Necrópolis", del leonés Antonio Colinas. "Para nosotros, el Alto do Seminario siempre estará relacionado con los muertos", apuntó. "Aquí los idolillos de piedra sin cabeza, aquí donde no entró un labio de mujer, aquí el grito, los rezos al dios de la negrura, aquí el ara y la sangre no sabemos si humana... La tremenda hecatombe de las santas cenizas", recitó emocionado Pérez, arropado por un cálido aplauso de los demás familiares directos, quienes todavía buscan explicaciones a los hechos.

La investigación del crimen sigue su cauce, aunque sin novedades, algo que reclamó el primo de la fallecida. Y es que Jesús María Pérez insistió, una vez más, en la "necesaria celeridad y que se pongan todos los medios técnicos, humanos y científicos necesarios para darnos una respuesta, después de un año de silencios y especulaciones". Asimismo, el portavoz de la familia de Socorro Pérez reclamó justicia para el autor o autores de "este terrible asesinato", dejando claro que "en ningún momento pedimos venganza" y que el "dolor, lamentablemente, será eterno".

A la ofrenda floral en homenaje a la ourensana que desapareció después de salir a hacer deporte también acudió, entre otros, Ana Belén Pérez, prima segunda de la fallecida, que por primera vez hizo públicos sus sentimientos. Fue ésta la que lanzó un mensaje de "concienciación a la ciudad", porque "el problema va más allá de la muerte de Socorro, porque todos podemos ser víctimas de un asesinato", explicó. Ana Belén Pérez está "convencida" de que "el asesino de mi prima está en Ourense, que no es alguien que haya venido, matase a mi prima y se haya ido". A esta conclusión, llegó después de un año "viniendo aquí, dándole vueltas a la cabeza y soñando con el tema, porque es imposible de olvidar". Asimismo, Ana Belén se sumó a la petición de Jesús María, insistiendo en que "queremos respuestas" y en que "hay dejadez física por parte de las autoridades" en materia de concienciación.