MERCADO EMPRESARIAL

Las empresas ourensanas ya producen menos en China

Las importaciones con el país asiático descienden mientras Marruecos o Portugal siguen al alza 

Las empresas ourensanas ya producen menos en China

China ya no es el maná de la producción barata, el país al que muchas empresas ourensanas encargaban sus productos. El made in China tiende a la baja, como lo demuestran los datos de importación de aquel país y que difunde la Agencia Tributaria. Un ejemplo: los empresarios ourensanos importaron del gigante asiático productos por valor de 80,3 millones en el año 2010, pero en el 2015 la cifra había descendido hasta los 59,4 millones de euros. La bajada de compras tuvo oscilaciones, pero el cómputo total durante ese quinquenio fue negativo: en el 2011, 71,7 millones; un año después subió a 81,5 millones para caer a los 55,6 millones en el 2013. Un año más tarde las importaciones sumaron 56,8 millones. Entre enero y octubre de este año la tendencia también es ligeramente negativa, con 5,2 millones importados en enero y 4,9 en octubre.

"Algunas empresas están regresando y producen dentro de España", sostiene el departamento económico de la Cámara de Comercio a la hora de valorar este cambio de tendencia. Producir en China ya no es igual de barato que hace unos años, la calidad sigue siendo mejorable "y la emergente clase media china está comenzando a consumir a mayor escala, lo que también lleva a sus empresas a producir más para el mercado interno", sostiene la entidad cameral.

El sector textil ha tenido en China una de sus referencias. Pero según confiesan fuentes del sector, la influencia va descendiendo. Algo que no significa que recuperasen su actividad los talleres textiles que han cerrado en Ourense desde el arranque de la crisis. "Los talleres catalanes sí que están reactivándose", compara la Cámara de Comercio.

Otros Mercados

Pero la pérdida de peso de las importaciones chinas ha sido sustituido por otros países. Las empresas ourensanas encargan cada vez más a Marruecos, un país al que se le compraron productos en el 2010 por valor de cinco millones de euros y en el 2015 la cifra superaba los 11,5 millones. Algo parecido pasa con Portugal, de donde se importaron bienes por valor de 111 ,3 millones en el 2010 y cinco años más tarde la cifra había subido a 116,5 millones de euros.

El total de las importaciones ourensanas tuvieron un coste de  38,5 millones en octubre, frente a los 39,6 millones de septiembre.