ENTREVISTA

"No es solo la ilusión, estamos convencidos de que entraremos a intentar gobernar"

Benito Iglesias creaba en enero de 2017 Adelante, un partido "de centro" con el que quiere "cambiar el futuro de la ciudad de Ourense". Consciente de la dificultad, es ambicioso y está "convencido" de que en junio de 2019 los ourensanos lo pondrán al frente del gobierno.

El líder de Adelante, Benito Iglesias, en la rúa Arcedianos.
El líder de Adelante, Benito Iglesias, en la rúa Arcedianos.
"No es solo la ilusión, estamos convencidos de que entraremos a intentar gobernar"

Con experiencia política en PP y Ciudadanos, Benito Iglesias creaba en enero de 2017 Adelante, un partido "de centro" con el que quiere "cambiar el futuro de la ciudad de Ourense". Consciente de la dificultad, es ambicioso y está "convencido" de que en junio de 2019 los ourensanos lo pondrán al frente del gobierno.

¿Está contento con la evolución de su formación?

Requiere mucha dedicación, esfuerzo y, sobre todo, ganas, pero es un proyecto bonito, ilusionante, que no busca más que construir ciudad.

Surge en un momento en el que la clase política está desprestigiada.

Una formación como la nuestra emana de la sociedad civil. Somos pequeños empresarios, autónomos, profesionales liberales, funcionarios. Somos clase media, ourensanos de esos 105.636 que vivimos y queremos seguir viviendo en la ciudad. Todo en lo que se ha convertido la política municipal en los últimos años es lo que no queremos ser. Se ha convertido en una política espectáculo y Ourense tiene problemas muy serios, por eso hace falta gente seria.

¿Pero es fácil luchar contra eso, porque parece que cada vez cala más el mensaje fácil?

Si hay algo que no tiene ninguno de los cuatro partidos de la Corporación, a día de hoy, que parece increíble, es un modelo y proyecto de ciudad, todo se improvisa. En Adelante tenemos las ideas muy claras, prueba de ello es que tenemos redactado el programa ya de las elecciones de 2019. Somos la alternativa a una Corporación que ha evadido el debate y soluciones.

Pero la competencia es feroz. Los cuatro actuales, BNG, Ciudadanos, CxG.

No se trata de que haya mucha gente, lo importante es por qué se quiere estar y eso lo tenemos claro. 

¿Ya está decidido que usted será el candidato?

En próximas fechas, nuestra organización, compuesta por más de 100 personas, consensuará. Pero yo digo las cosas claras, sí me voy a postular como candidato, tengo la fuerza, las ideas claras, conozco mi ciudad.

¿Haber pasado por otras formaciones le ayuda?

Me ha enriquecido. Sobre el PP, le guardo un profundo respeto a la mayoría de componentes, pero tienen que saber que está escribiendo las últimas páginas de su historia.

Muy tajante me parece.

Estoy hablando a nivel estatal, pienso que es así. Los Bárcenas, Rato, Esperanza Aguirre, Granados, han dejado una factura que se cobra con intereses muy altos y lo va a seguir haciendo. Pero que no se preocupen, aquí en Ourense va a haber una alternativa, que es Adelante, para recibir a todos.

Hablábamos de su pasado político.

Te enriqueces, intentas extraer lo positivo. Comprendí que si nosotros no somos capaces de luchar por nuestro futuro, nadie lo va a hacer.

¿Cuesta llegar a la gente?

La visibilidad para una formación nueva es difícil. Estamos reuniéndonos con colectivos sociales, vecinales, utilizando las redes sociales. Sabemos que es un esfuerzo, pero va a merecer la pena porque sabemos  cómo crear empleo, dinamizar la ciudad, un Ourense moderno.

¿Concurrirán en otros concellos?

Nuestra apuesta es por la capital, pero estaremos sobre todo en el partido judicial de Ourense. La lista está abierta, pero habrá lista en Barbadás a un 95% y en alguno más se intentará, pero vamos a ser prudentes.

¿Entrar en la Corporación e influir en la formación de gobierno sería ya un éxito?

Nosotros tenemos no solo la ilusión, sino el convencimiento de que vamos a entrar al Concello e intentar gobernar, ese es el objetivo, no otro. No queremos introducir uno o dos concejales porque sí, sino entrar para liderar ese gobierno de cambio, ser la alternativa a los 27 concejales que han fracasado y hundido la ciudad. Es un cargo de conciencia que van a arrastrar mucho tiempo.

¿Se vería cómodo gobernando con algún partido en concreto?

Pongo un ejemplo. Después de la Transición, el primer alcalde, López Iglesias, llegó a gobernar con cinco grupos distintos. Nosotros aprendemos de eso. ¿Cómo lo consiguieron? Con diálogo, consenso, acuerdos y, sobre todo, respeto. Eso es lo que se ha perdido. Jamás entraremos a valorar en lo personal, solo sobre programa y proyecto. Ninguno de los actuales puede seguir.

¿Es el peor alcalde de la historia, como dicen algunos?

Nosotros decimos que es la peor corporación local que jamás existió en Ourense. Solo han hundido más la ciudad en todos los ámbitos, todos los indicadores así lo reflejan, población o desempleo, por ejemplo.

¿Nada se puede destacar?

¿Qué destacamos de una ciudad que aparece como la última en todos los índices? No hay nada, es un fracaso total y absoluto de 27 personas. Los cuatro grupos deberían haberse entendido para buscar soluciones y han hecho lo contrario.

¿Irán en solitario seguro o valoran alguna coalición?

En principio, iremos en solitario, lo que no quiere decir que se estudien posibles acuerdos que recojan que a nadie se le corte la luz o el agua por impago, la creación de un servicio para ayudar a aquellos que sufran una ejecución hipotecaria o la devolución de las plusvalías indebidas.

Al escucharle, me da la sensación a veces que es un partido de izquierdas, otras de derechas.

Somos un partido de centro, pero sobre todo de sociedad civil. La ideología nunca está supeditada al interés general, sino todo lo contrario, lo que importan son las personas.