ELECCIONES A LA VISTA

La escasez de nuevos proyectos rebaja el impacto del “no" a los Presupuestos

Las infraestructuras pendientes no sufrirán por la caída de las cuentas, aunque sí se puede notar en el ámbito social

La escasez de nuevos proyectos rebaja el impacto del “no" a los Presupuestos

El Gobierno central perdió ayer su baza para aprobar el proyecto de Presupuestos de 2019, al recibir
el varapalo a la derecha del arco parlamentario y de las fuerzas nacionalistas, lo que aboca al país a una convocatoria urgente de elecciones generales, que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, desvelará mañana.


La caída de la previsión de gastos e ingresos realizada por los socialistas provoca que las inversiones en el país y, por tanto, la provincia de Ourense, seguirá rigiéndose por las cuentas que había aprobado el Partido Popular de Mariano Rajoy poco antes de abandonar el poder, y que ya estaban funcionando ahora, al ser prorrogadas ya a principios de año.


Las fuentes consultadas coinciden en señalar que el impacto para la provincia de Ourense no debería ser importante, si bien el funcionar sin unos presupuestos actualizados siempre es un inconveniente y nadie desacarta al 100% que en base a esto no pueda haber retrasos en algunas obras, especialmente en infraestructuras como carreteras o en la finalización de equipamientos culturales como la Biblioteca o el Archivo Provincial, pendientes de los últimos flecos, que sí aparecían
en las cuentas presentadas por los socialistas.


Incógnitas



Otra de las grandes incógnitas es la Variante Exterior para la entrada del AVE en la ciudad, ya que era la principal inversión contemplada en el proyecto, con hasta 18 millones de euros, aunque en las cuentas prorrogadas se recogen partidas que, según las fuentes consultadas, "serían suficientes para poder licitar  los primeros trabajos".


Otros de los problemas que tendrán que afrontar son infraestructuras como el monasterio de Melón,
para quien se contemplaban hasta 804.000 euros este año, y se tendrá que conformar con los 429.000 que recogen las cuentas prorrogadas.


Son a simple vista, las principales incomodidades para la provincia, más allá de la inversión en carreteras, que también experimentaba un ligero incremento en este proyecto de 2019 –al aumentar
el dinero para el parcheo de carreteras a 7,7 millones para conservación, frente a los 5,9 del presupuestos en vigor–.

Por lo demás, las grandes infraestructuras no corren peligro por haberse caído los Presupuestos. Lo que puede parecer una buena noticia no deja de esconder una década de partidas para obras que se repiten año tras año. Por lo cual, la falta de nuevas inversiones provoca que continuar con presupuestos prorrogados no supongan grandes inconvenientes.


El subdelegado del Gobierno, Emilio González Afonoso, sostiene que están "blindadas" infraestructuras como la circunvalación de O Barco o las obras del Museo Arqueolóxico, ambas licitadas a prinicipios de este año "con cargo ya a los prespuestos prorrogados", por lo que no corren peligro por la caída de los mismos.

En todo caso, sí suponen las cuentas un "retroceso", dice el subdelegado, en algunas materias sociales, como la mejora en la Ley de Dependencia, la eliminación o limitación del copago o ayudas a desempleados mayores de 55 años, quq cree que tendrían "un fuerte impacto en Ourense".


 


Blindajes



El AVE quedó también "blindado" con el paquete de licitaciones de principios de año y no corre riesgo alguno, algo que también asegura desde el PP Celso Delgado.


El representante popular en el Congreso cree, de hecho, que la provincia gana con la caída del proyecto del PSOE. Este contemplaba 295 millones de euros en inversiones para la provincia, un 36% menos que las que están ahora en vigor.

En este sentido, que permanezcan los presupuestos prorrogados garantizan más dinero para la A-76, que en los que se han rechazado apenas contemplaban 100.000 euros para el tramo Barco- A Veiga de Cascallá, frente a los tres millones del que rigen ahora, y permitiría una licitación de la Variante Norte de la ciudad, que se quedó sin partidas y que recoge 2,5 millones en las cuentas actuales.


El subdelegado del Gobierno reivindica que "hay cosas que ya se hicieron estos ocho meses, como
blindar el AVE, o en el aspecto social la subida de las pensiones o del Salario Mínimo Interprofesional vía decreto.". En todo caso, todo dependerá de una convocatoria de elecciones y del compromiso de un futuro Gobierno. Por su parte, defiende que "hemos comprometido
nuestra palabra con Ourense desde el primer día que llegamos, que no quepa duuda".