ANIVERSARIO

La estabilidad, lo más valorado después de 40 años de Constitución

PP y PSOE coinciden en señalar el éxito de la Carta Magna aunque creen que podrían haber cambios; BNG y En Marea, críticos

La estabilidad, lo más valorado después de 40 años de Constitución

La Constitución española cumple 40 años desde su aprobación, una efeméride que la política ourensana valora como un éxito de todos que podría ser reformado, pero no en la época actual, dominada por la confrontación política, no lo ven factible. Los políticos o de PP y PSOE coinciden en señalar las bondades de la Carta Magna para el desarrollo del Estado del Bienestar y ven complicados conseguir acuerdos para una reforma , mientras que BNG o En Marea claman por cambios urgentes y son críticos con las aportaciones. 

"La Constitución nace del consenso. Por eso siempre destaco la importancia de un texto de estas características, que fue capaz de generar tantas simpatías en un momento trascendental de la historia de España como la Transición, y hago votos para que la Constitución cumpla otros cuarenta años", destaca el presidente de la Diputación y del PP provincial, Manuel Baltar.  Concretando en Galicia, recuerda que "somos una nación cultural, por peculiaridades históricas y el hecho de contar con lengua propia, y esas realidades viven armónicamente dentro de la Constitución".

En la misma línea se expresa su compañera de formación y delegada de la Xunta, Marisol Díaz, que destaca que, tras 40 años, la Constitución "segue a ser a norma fundamental de todos os españois  e segue a garantir a convivencia democrática e o progreso en liberdade da sociedade española"

El secretario xeral de los populares ourensanos y vicepresidente del gobierno provincial, Rosendo Fernández, destaca que con 40 años de vida "xa se pode dicir que é a que máis durou". Resalta la aprobación con "máis dun 80%", que muestra el "gran consenso" que generó, "a diferencia do que hoxe hai". Como subraya Fernández, "o consenso abrazou naquel momento o disenso", para dar a los españoles "o maior periodo de esplendor". 

Enfrente, en el lado socialista,  comparten el diagnóstico de los populares en cuanto a la estabilidad que dio una Carta Magna fruto de la cesión de las partes. "No esencial, a Constitución é perfectamente válida, hai partes que son executivas, non meras declaracións de intencións, e trouxo estabilidade, aínda que está claro que haberá que poñerse ao día", resalta el portavoz del del PSOE en la Diputación, Francisco Fraga.  Su compañera en el Parlamento, Noela Blanco, muestra su "profunda preocupación" con la aparición de lo que considera la "España negra", –en referencia a la entrada de VOX–, y define la Constitución como "garante de dereitos e liberdades", recordando que como cualquier texto legal, "urxe reformala", sobre todo ante la llegada de la "ultradereita", y para soliviantar el "problema territorial". 

Las mayores críticas provienen de la órbita nacionalista. La parlamentaria del BNG, Noa Presas, dice que para los de su generación la Carta Magna es un "fraude", aludiendo a "promesas de vivenda e traballo que son papel mollado". Critica que los constitucionalistas estuvieron "máis ocupados en reformala en 24 horas para pagar rescates á banca e xustificar recortes" y lamenta el "blindaxe" de la monarquía y que sirva de "coartada" para "negar o dereito de autodeterminación". 

Desde En Marea, Davide Rodríguez subraya que "non foi respaldada pola maioría da sociedade actual" y recuerda que "algúns dos dereitos básicos que nela se recollen, como vivenda ou emprego digno, a día de hoxe non se cumpren". 


¿Una reforma?


"A lo largo de este tiempo ha habido asuntos importantes, como la incorporación de España a la Unión Europea, y posiblemente sea necesaria una actualización en algunos puntos, pero todo debe nacer del consenso de las fuerzas políticas", apunta Baltar que recuerda que es de una "de las primeras generaciones que estudió en la facultad la Constitución".  Marisol Díaz también cree que puede ser mejorada pero "sempre co consenso que houbo en 1978.

 Desde el PSOE, Francisco Fraga dice que hay que "reformala para blindar dereitos fundamentais e pórse ao día", pero recalca que hay que saber "que se quere facer". En ese sentido, Fraga reconoce que "precisa dun consenso que agora non vexo". En ese diagnóstico coincide con el popular Rosendo Fernández.

Por su parte desde el BNG, Noa Presas cree que la vía "no es la reforma, sino "la supresión", mientras que Davide Rodríguez, de En Marea, apuesta por abrir el marco de modificación para "a abolición da monarquía ou a posibilidade de autodeterminación dos pobos", entre otros asuntos. "Hai que reformala de urxencia", remacha. 


Ourense 31/1/18Entrevista a J.Manuel Baltar en la diputaciónFotos Martiño Pinal

Manuel Baltar (PP): "Puede ser necesaria una actualización, pero debe nacer del consenso de 1978"


20181205225307234_result

Noela Blanco (PSdeG): "Garante os dereitos e liberdades, pero urxe que sexa reformada, sobre todo agora"


OURENSE (EDIFICIO ADMINISTRATIVO DA XUNTA). 08/03/2018. OURENSE. Retratos de Marisol Díaz Mouteira, delegada territorial da Xunta en Ourense, mientras es entrevistada. FOTO: ÓSCAR PINAL

Marisol Díaz (PP): "É o garante da convivencia e o progreso en liberdade de todos"


Ourense. 16-11-16. Local. Pleno extraordinario na deputación sobre o estado da provincia de Ourense.Francisco José FragaFoto: Xesús Fariñas

Francisco Fraga (PSdeG): "Trouxo estabilidade e debe reformarse, pero non vexo o consenso necesario"


20181205225306984_result

Noa Presas (BNG): "Foi unha fraude, non creo que haxa que reformala, senón que hai que superala"


20181205225306875_result

Davide Rodríguez (En Marea): "Algúns dos dereitos básicos, como vivenda ou emprega dignos, non se cumpren"


 

Rosendo Fernandez

Rosendo Fernández: "O consenso abrazou o disenso para dar o maior periodo de esplendor