DEMOGRAFÍA

La Eurocámara define su hoja de ruta para afrontar el problema demográfico

García destacó en su intervención que el reto demográfico "es una cuestión esencial para la Unión Europea" y señaló que "estamos en un momento clave y el Parlamento debe tomar posición, porque no tenemos mucho tiempo, ya que el rural agoniza"

La socialista Iratxe García.
La socialista Iratxe García.
La Eurocámara define su hoja de ruta para afrontar el problema demográfico

La diputada del PSOE europeo Iratxe García sometió ayer a consideración de la Eurocámara el informe elaborado para contribuir a un cambio en la estrategia comunitaria contra la despoblación y el problema demográfico, un documento que conocerá hoy a mediodía el respaldo con el que cuenta en el arco parlamentario. El objetivo es conseguir un amplio consenso para así poder influir en las medidas que adopte la Comisión Europea en los planes de cohesión de la próxima década.

García destacó en su intervención que el reto demográfico "es una cuestión esencial para la Unión Europea" y señaló que "estamos en un momento clave y el Parlamento debe tomar posición, porque no tenemos mucho tiempo, ya que el rural agoniza".

Las diferentes réplicas de parlamentarios de otras formaciones coincidieron en el diagnóstico, dejando claro que "hay que encontrar una solución al problema del envejecimiento" o señalando "que la curva demográfica puede ser peor que algunas catástrofes naturales".

Los socialistas, que elaboraron el informe, contaron con un amplio respaldo en la comisión previa a su llegada al Parlamento Europeo, recogiendo en el texto la necesidad de implementar una política que tenga en cuenta las zonas más despobladas, como los núcleos rurales, en el reparto de fondos. "No se puede tener solo en cuenta el PIB, hay que tener en cuenta el envejecimiento, la dispersión", expuso Iratxe García.

La comisaria europea de Política Regional, Corina Cretu, felicitó a la socialista por su trabajo, y mostró su conformidad con "analizar la inclusión de otros indicadores además del PIB, que no refleja por si mismo la situación" de los países. "Tomo nota, se necesita otro enfoque en el que hay que colaborar con autoridades locales y regionales", sentenció.

Polémica con la ultraderecha

La nota negativa la puso el diputado polaco Janusz Ryszard Korwin-Mikke, que se declaró "perplejo" por las argumentaciones del resto de ponentes, asegurando que "la culpa del problema demográfico es de que las mujeres trabajen y no estén en casa, por ahí encontraríamos la solución".

Cretu criticó con dureza las manifestaciones e Iratxe García solicitó a la mesa del Parlamento "estudiar las declaraciones para ver si es posible sancionar al parlamentario polaco, que ya en el pasado defendió la "inferioridad femenina" y postulados de Adolf Hitler.