TRÁFICO

Los excesos de velocidad nocturnos en la ciudad triplican la media diaria

El gobierno local destaca la "intensificación" de los controles, pero solo el 3,7% se realiza después de las 22,00 horas 

Los excesos de velocidad nocturnos en la ciudad triplican la media diaria

Los excesos de velocidad en la ciudad de Ourense dependen del momento del día, triplicándose las sanciones a partir de las 22,00 horas, precisamente cuando se relajan los controles que la Policía Local ha intensificado este año, una labor puesta ayer de relieve por el alcalde de la ciudad, Jesús Vázquez, tras dar cuenta de un informe elaborado por la Policía Local, que controló entre el 1 de enero y el 4 de febrero 12.157 vehículos, siendo sancionados 155.

"Hai que salientar, porque moitas veces se xeneraliza con este tema, pero máis do 98% dos condutores circulan adecuadamente polas vías", destacó el regidor ourensano, que aseguró que "se seguirá incidindo" en campañas de concienciación.

El trabajo compilado refleja, sin embargo, la diferente incidencia de los controles del radar en función de los turnos en los que se realizan. Mientras por las mañanas los vehículos "cazados" representan el 1,39% y por las tardes el 0,98%, entre las 22,00 y las 07,00 horas el porcentaje se dispara hasta el 3,97%.

Se da la circunstancia de que el incremento de las denuncias se une al descenso de los controles que se realizan, ya que apenas se llevaron a cabo en la franja nocturna 453 de los 12.157 totales, por lo que si se extrapolan los datos y se otorga el mismo peso a los tres turnos, el porcentaje de denuncias subiría casi un punto porcentual, hasta el 2,11%.

Interpretaciones

Desde Stop Accidentes, aunque destacan el trabajo de control de la Policía Local, recuerdan que "no queremos solo estadísticas, sino actuaciones que sirvan para cambiar el modelo de ciudad y eviten que aquellos que van por encima de los límites dejen de hacerlo". Puntualizan, asimismo, que el hecho de se circule a una velocidad legal no quiere decir que esta sea la adecuada para esa calle o avenida.

Informaciones periódicas publicadas por el organismo dependiente del Ministerio del Interior recalcan también los riesgos que se corren en las ciudades al circular a una velocidad de 50 kilómetros por hora, escenario en que cualquier atropello sitúa en un 50% la probabilidad de fallecimiento del peatón, mientras que a 30 kilómetros por hora, tan solo el 5% de los viandantes fallecen.

Por otro lado, agentes del cuerpo consultados por este diario son críticos con la versión oficial trasladada por la jefatura. "Los números son esos, pero no hay un estudio en profundidad de ellos, los datos hay que interpretarlos", afirman, poniendo el foco en la forma en que se realizan los controles o la elección de las calles y las horas.

La configuración del cinemómetro también es reseñable a la hora de estudiar la movilidad. Estos mismos agentes cuestionan los márgenes de los radares, que hacen que no haya una sanción hasta superar en más de diez kilómetros por hora la velocidad máxima estipulada, cuando desde la Dirección General de Tráfico recomiendan un 7%.

Calles

El informe de la Policía Local detalla también por calles y avenidas el trabajo realizado por el radar. La más propicia a las sanciones es la rúa Nosa Señora da Saínza, con un 3,7% de denunciados (11 de 291 controlados), seguida de la avenida de Buenos Aires (1 de 42, un 2,38%), la rúa Dalí (69 de 3.020, un 2,28%) y Pena Trevinca (3 de 140, un 2,14%). También destacan los 32 "cazados" en Emilia Pardo Bazán, donde se vigilaron 2.196 vehículos.

En el extremo contrario, Jesús Vázquez subrayó que no se registraron denuncias en la avenida de La Habana (1.392 controlados), Celso Emilio Ferreiro (55 controlados, Ervedelo (105 controlados) y Marcelo Macías (423 controlados). En Curros Enríquez y la estrada de A Granxa solo hubo un sancionado desde enero.