LUCHA CONTRA EL BOTELLÓN

Expertos y partes implicadas ven positiva la erradicación

La sociedad ourensana aprueba prohibir el botellón pero pide que no se quede en papel mojado

Expertos y partes implicadas ven positiva la erradicación

Los expertos y partes afectadas por las terribles consecuencias del botellón sin ningún tipo de control mostraban ayer su satisfacción ante el planteamiento de la prohibición total de esta práctica. "Nos parece bien, es la única vía para intentar evitar que el vandalismo crezca, porque es una puerta de entrada a estos actos", indica Patricia Santamaría, presidente de la asociación de vecinos Centro. Creen que "será bueno" si lo prohíben, siempre incidiendo en que ayudará a acabar con los destrozos. "No todos los chicos que hacen botellón son incívicos, pero sí que hay muchos que aprovechan el botellón para hacer vandalismo", añade Santamaría. 

El experto Manuel Isorna, profesor de Ciencias de la Educación en el Campus de Ourense, se congratuló de que se dé este paso. "Todo o que sirva para reducir a accesibilidad ao alcol será bo en termos de saúde pública", dice.  Cree que con la prohibición se impedirá a los menores a acceder a alcohol a precios muy bajos al estilo de otros lugares de España y Europa. "Os nosos mozos non son diferentes a alemáns ou suecos, pero beben máis porque teñen menos barreiras", explica Isorna. Recuerda, eso sí, que "está por ver se é efectivo, é dicir, se se poñen medios para controlar que se cumpra a ordenanza, porque do contrario non valería para nada". 

Otro de los especialistas que más preocupación ha mostrado en los últimos años es el presidente del Colegio de Médicos, José Luis Jiménez, que pidió en varias ocasiones tomar medidas para atajar el alcoholismo juvenil. Por ello, valora la prohibición como "una buena medida", que puede "contribuir a frenar esas ingestas masivas que están creando peligrosas adicciones entre la juventud".

Desde la asociación Stop Accidentes Ourense, Benito Bouzada también se felicita por la prohibición. "De entrada nos parece bien, pero hay que dar una alternativa de ocio a los menores", indica. Coincide con Isorna en que el botellón da lugar a una ingesta masiva de alcohol que se convierte "en puerta de entrada a hábitos que se convierten en adicciones". Pide Bouzada más campañas informativas, más transporte en fines de semana  "y vigilar puntos de venta de alcohol en la ciudad". "O consumo ten que ser moderado, e non se pode permitir que os xóvenes consuman alcol coma se fose auga", concluye Isorna. 


Los padres aplauden la medida y creen que "el civismo se aprende en casa"


Los padres tendrán que rascarse el bolsillo, aunque sus hijos sean mayores de edad en muchos casos, si bien el borrador de la ordenanza recoge que las infracciones serán conmutables por servicios comunitarios. El presidente de la Federación de Asociacións de Nais e Pais de Ourense (FAPA), José Antonio Álvarez, dice que, en principio, "no me importa que se erradique", si bien puntualiza que "no soy partidario de las prohibiciones, sino de educar".

Reconoce el lider de las Anpas públicas que el botellón se ha convertido en un "desmadre", si bien puntualiza que no habla como representante, "pues habría que escuchar la opinión de todos los padres". Eso sí, recuerda que "el civismo lo tenemos que enseñar en casa". 

Aprueba que se puedan conmutar las infracciones por servicios a la comunidad "siempre que sean aceptados por los padres", e incluso plantea "una especie de toque de queda por edades". Cree que antes de prohibir habría que buscar otras medidas disuasorias o informativas, aunque reconoce que "si ya se ha intentado y no funciona y hacen esta norma, hay que cumplirla y punto". 

Lo que ve más positivo en la prohibición es que "con estas grandes aglomeraciones del botellón, los jóvenes acaban cayendo antes en la bebida, y se generan actos incívicos y peleas", y ahora podría evitarse".