ENTREVISTA

Fabio Álvarez: "Con constancia y dedicación todo el mundo puede ser músico"

Después de ofrecer un concierto el 30 de noviembre en el teatro bilbaíno Campos Elíseos, el pianista ourensano Fabio Álvarez vuelve a EE.UU. para seguir formándose en la Manhattan School of Music.

El pianista ourensano Fabio Álvarez.
El pianista ourensano Fabio Álvarez.
Fabio Álvarez: "Con constancia y dedicación todo el mundo puede ser músico"

Entre los próximos proyectos del pianista ourensano Fabio Álvarez está volver a cruzar "el charco", en esta ocasión para viajar a su tierra y participar con un recital en el 60 aniversario del Conservatorio Profesional de Música de Ourense.

¿Cómo le acogió Bilbao?

Fue una experiencia increíble. Este recital tenía un significado especial. Soy una de esas personas que tiene la suerte de poder dedicarse a su pasión, pero a veces aparecen problemas que no se pueden resolver solo con dedicación. Gracias al mecenazgo de la Fundación Gondra Barandiarán y al apoyo de muchas personas he podido realizar mis estudios en Nueva York. Era mi turno de devolver todo ese apoyo recibido. Y qué mejor que con un concierto solidario, en beneficio de la Fundación AmiArte, que ayuda a personas en situaciones de vulnerabilidad a través del arte. 

Actualmente se forma en la Manhattan School of Music.  ¿Qué está aprendiendo durante su estancia en esta escuela?

El máster da una educación muy variada. Ofrece la oportunidad de estudiar diferentes asignaturas con especialistas en su área: lectura a primera vista, creatividad espiritual o música electrónica. 

¿Cómo arrancó su amor por la música?

Empezó gracias a mi madre. Ella se inscribió en la escuela de música de A Pobra de Trives para comenzar a estudiar piano. Al poco tiempo acabó inscribiéndome a mí, cuando tenía ocho años.

¿Se nace músico o se aprende?

Se aprende. Como cualquier arte, con constancia y dedicación todo el mundo puede ser músico. Después, en mi opinión, la música es especial. Los músicos somos el vehículo para transmitir la idea de un compositor. Utilizamos nuestras experiencias vitales para poder entender y transmitir mejor esa idea. Un arte que sólo transcurre en el momento en el que se está produciendo, que nunca se repetirá dos veces de la misma manera y que no puede existir sin los músicos.

¿Próximos proyectos?

Entre mis planes se encuentran un recital en Greenfield Hall, en Nueva York, o un recital en el conservatorio de Ourense de cara a su 60 aniversario. Acabo de trabajar para el sello Orpheus Classical, con el que me gustaría grabar mi primer CD en 2017. Tras finalizar el máster, realizaré pruebas para cursar un doctorado DMA. En www.fabioalvarezpiano.com se puede ver algo más sobre lo que hago. 

Entre sus planes, ¿figura regresar a España?

Desgraciadamente, no. Ourense siempre será mi casa, con mi familia y amigos. El nivel de vida y la comida (y el licor café) es algo que echo mucho de menos. Pero actualmente la situación en España  –especialmente el trato que reciben las artes–, no permite que pueda desarrollar plenamente mi carrera. Además, he obtenido el puesto de 'Musical Director' en la United Moravian Church, en la que trabajo como pianista, organista y director de coro.