SUCESO

Investigan el suicidio de una niña de 13 años en la ciudad

La menor dejó una carta de despedida para sus padres en la azotea del edificio desde el que se arrojó

Investigan el suicidio de una niña de 13 años en la ciudad

La Policía Nacional comenzó a tomar declaración a compañeros de colegio de V.M.R., la niña de 13 años que se arrojó desde la terraza del edificio de Empresariales del Campus de Ourense a las 14,30 horas del miércoles. Abrió una investigación para determinar las circunstancias que rodean esta trágica muerte que conmocionó a toda la comunidad educativa del IES As Lagoas, el centro en donde la menor cursaba estudios y en donde estaba catalogada como una excelente alumna.

Aunque no está determinado que sufriera acoso escolar como tal, la menor, según fuentes de la investigación, se sentía aislada tras discusiones en el seno de su grupo de amigos.

La víctima, de origen asiático, dejó una carta de despedida dirigida a sus padres en la terraza desde la que se precipitó al vacío. En ese mismo lugar, fue hallada la mochila con sus pertenencias. En los cuadernos, aparecieron dibujos con gestos autolíticos en los que se evidencia un estado anímico depresivo. Hace unos meses, según fuentes cercanas al caso, se intentó autolesionar.
El director del IES en donde cursaba la ESO, Carlos Varela, emitió un breve comunicado para en nombre de la dirección y toda la comunidad educativa "expresar a su profunda dor" y transmitir las condolencias a su familia. 

Según pudo saber este diario, no constaba ninguna denuncia ni protocolo activado por acoso escolar aunque el colegio sí tenía constancia de un problema de convivencia de carácter leve.
V.M.R. acudió al edificio de Empresariales alrededor de las dos de la tarde. Era un lugar conocido para ella ya que solía acudir a la explanada con su grupo de amigos del colegio. Acudió sola y utilizó la escalera de incendios para arrojarse desde el quinto piso.