INDUSTRIA

La falta de actividad aboca a paros a varias auxiliares de automoción en Ourense

Faurecia prevé siete jornadas sin producir y otras del sector se desprenden de eventuales y reducen un 20% la facturación

Hispaplasti, del grupo Hispamoldes, una de las empresas que ha bajado la producción aunque no prevé paros.
Hispaplasti, del grupo Hispamoldes, una de las empresas que ha bajado la producción aunque no prevé paros.
La falta de actividad aboca a paros a varias auxiliares de automoción en Ourense

La crisis derivada de la falta de motores de gasolina homologados tiene consecuencias tangibles en Ourense: alguna fábrica que surte piezas a las marcas de automóviles ya ha decidido parar algunos días en lo que queda de mes para adaptar la actividad a los pedidos comprometidos. Es el caso de Faurecia, una de las más importantes del sector en Ourense, que ya ha comunicado a los trabajadores los paros programados, según detalla Roberto Garrido, de la sección de automoción de Comisiones Obreras. Este dirigente sindical indica que, además del parón en la producción, habrá consecuencias laborales en la referida fábrica "donde nos consta que se pretende prescindir de diez personas".

Los comités de empresa de todas las plantas ourensanas están pendientes de la evolución de acontecimientos, que cambian casi cada día. Siguen aún algunas fábricas sin actividad, prolongando vacaciones, suspendiendo contratos temporales o generando bolsas de horas y fuentes de los diferentes comités aseguran que "con toda probabilidad o hay un cambio drástico de situación o habrá algunos días que algunas líneas estén sin producir, incluso en todas las fábricas". Las mismas fuentes calculan que la situación más compleja se vivirá este mes, "aunque no sabemos qué ocurrirá hasta final de año porque hay fábricas que han anunciado bruscos descensos de producción, caso de Seat".

Uno de los proveedores ourensanos de la marca de Martorell es el grupo ourensano Hispamoldes (Hispaplasti, Hispamoldes y Plásticos de Palencia), que fabrica varias referencias para modelos como el Seat Ibiza y el Arona. Su presidente, Mario da Costa, confirmó ayer que la situación "nos está afectando bastante pero, con todo, estamos mucho mejor que en los años de la crisis".

El incremento de la demanda que se había venido produciendo en los últimos meses se cambió drásticamente con la imposición de la normativa europea sobre niveles de emisiones contaminantes y la falta de motores que cumpliesen la nueva exigencia.

En las empresas del gremio se da por hecho que "como mínimo habrá un veinte por ciento menos de facturación este mes", si bien confían "en salvar el ejercicio". Eso sí, la contratación temporal se ha vuelto un espejismo. El presidente de Hispamoldes confirma que en sus fábricas han tenido que prescindir de 25 empleos eventuales, "lo que siempre supone un problema, pero espero que la situación se pueda reconducir a medio plazo". Sus fábricas en Ourense están produciendo en estos momentos "en torno al 85% de la capacidad máxima". La media del sector está en estos momentos en torno a ese porcentaje, incluso por debajo, como reconocen fuentes de otras factorías ourensanas.

Mientras los sindicatos adelantan que "hacia final de esta semana podría haber noticias" en función de las decisiones que tome la industria —sobre todo Citroën, principal cliente de las firmas locales— los empresarios esperan que "todo se deba a un problema puntual". Da Costa, por ejemplo, descarta paros en el grupo Hispamoldes a corto plazo "y nosotros siempre confiamos en el sector y espero que esta situación se solucionará pronto". 


Por cifra de facturación, el cuarto sector provincial


La importancia del sector de la automoción en la provincia viene dado por su capacidad para generar empleo directo —en torno a 2.000 personas— y su capacidad de volumen de ventas. Según los datos del Informe Ardán, las empresas que surten a las marcas de coches suponían en el 2017 la cuarta actividad industrial por facturación, con casi 380 millones de euros. Se sitúa por detrás de la agroindustria (1.753 millones de euros), construcción (1.009 millones) y textil, confección y moda (461 millones). Su capacidad de generación de riqueza le sitúa por delante de otros sectores estratégicos, caso de la pizarra y piedra (316 millones de euros). 

En cuanto al ránking por facturación bruta, Cie Galfor —en el polígono de San Cibrao y que fabrica piezas para las marcas de coches más importantes del mundo—, se encarama hasta la séptima posición, con 126 millones de euros, según el Informe Ardán. Las auxiliares de la automoción han sido las de mayor potencial de crecimiento en el último ejercicio.


Las ventas de gasolina comienzan a subir ligeramente


El mercado de los coches propulsados por motores de gasolina sigue creciendo, en detrimento de los modelos diesel. Uno de los termómetros para medir la situación es la venta de carburantes. Según datos oficiales del Ministerio de Industria, en las estaciones de servicio ourensanas repuntan las ventas de gasolina de 95 octanos y decae ligeramente el gasóleo A. En el mes de junio de este año (último auditado) las estaciones de servicio de la provincia habían despachado 2.388 toneladas de gasolina de 95, un 4,1% más que el mismo mes del año pasado. Por su parte, los surtidores ourensanos expidieron 14.760 toneladas este mes de junio, lo que supone un descenso del 3,5% en relación al ejercicio anterior. Este cambio de tendencia también se observa en los precios, con la gasolina cada vez más cara.