LA AUTOVÍA DE LUGO O LA VARIANTE NORTE SIGUEN EN LA PROGRAMACIÓN DEL MINISTERIO, PERO CARECEN DE PLAZO DE INICIO DE OBRAS

Fomento licitará los proyectos de obra de dos tramos de la A-76 en 2014

El Ministerio de Fomento prevé licitar el próximo año los proyectos constructivos de dos tramos de la autovía A-76 entre Ourense y Ponferrada, según anunció ayer el secretario de Estado de Infraestructuras, Rafael Catalá, en una comparecencia en el Senado.
Fomento licitará los proyectos de obra de dos tramos de la A-76 en 2014
Catalá fue interpelado por el senador socialista Miguel Fidalgo, que preguntó por las obras de carretera y ferrocarril pendientes en la provincia. En todo caso, este trámite de la A-76 -además de la continuación de las obras de la línea de AVE con la Meseta- figuran entre las únicas novedades anunciadas por Catalá, ya que en el resto no concretó plazos para nuevas actuaciones.

Así, con respecto a la autovía Ourense-Ponferrada (A-76), el secretario de Estado recordó que la obra estaba bloqueada debido a su alto impacto ambiental, que al fin se solventó y permitió publicar la Declaración de Impacto Ambiental el pasado mes de agosto. Así las cosas, Catalá espera que el próximo año se puedan licitar los proyectos constructivos de dos tramos: Veiga de Cascallá-O Barco, en la provincia de Ourense, y Requejo-Villamartín, en León. Catalá defendió que figuran entre los más demandados por las instituciones y empresarios de las zonas afectadas, aunque estos colectivos habían indicado que el más urgente era el de Rubiá-León para salvar el túnel de Biobra, recordando que recientemente estuvo cerrado por grietas y tuvieron que dar un rodeo durante varios meses por una carretera en malas condiciones.

Fidalgo se interesó también por las A-56 entre Lugo y Ourense, con respecto a la que Catalá indicó que se están 'aplicando criterios de racionalidad' con el fin de llevar adelante sólo algunos tramos. En este sentido, puntualizó que el recorrido Ourense-Guntín registra una media de 4.000 vehículos al día (9.000 en el tramo Ourense-Cambeo), pero que no alcanzan la media fijada para la conversión de carreteras en autovías (10.000). Añadió que la infraestructura 'está en la planificación', pero sin concretar plazos.

VARIANTE NORTE

También en materia de carreteras, el senador socialista preguntó por la Variante Norte, lamentando que lleva 'demasiados' años en tramitación. Catalá recordó que sigue pendiente de la aprobación definitiva del proyecto de trazado, para la que este año se ha fijado un presupuesto de 165.000 euros, que 'se van a ejecutar', para que pueda aprobarse en 2014, y licitar las obras en 'años sucesivos'. En todo caso, recordó que es una obra muy cara (150 millones de euros para seis kilómetros, debido a un túnel urbano y a viaductos próximos al AVE).

Al respecto de las intervenciones de Catalá, el senador ourensano Miguel Fidalgo mostró su descontento porque la mayoría de obras continuarán paralizadas y el Gobierno 'se limita a realizar una tramitación administrativa, sin ejecutar dichas infraestructuras'.

El AVE a Vigo, pendiente de cambios ambientales
En materia de infraestructuras de alta velocidad, Miguel Fidalgo preguntó sobre el estado de tramitación del AVE entre Ourense-Vigo, con respecto al que Rafael Catalá reconoció que ha tenido una tramitación 'compleja', que después de sucesivos modificados, permitió presentar el estudio informativo en 2010. No obstante, el Ministerio de Medio Ambiente planteó en 2011 la necesidad de modificaciones para evitar el alto impacto que genera en algunas zonas, lo que ha motivado que sea necesario volver a someter la documentación a información pública y declaración de impacto ambiental. En todo caso, Catalá argumentó que la tramitación del AVE gallego continúa entre las prioridades de Fomento y que en él 'estamos invirtiendo intensamente, no hay más que circular por la zona de obras para ver el buen ritmo', puntualizó.
Al respecto, Fidalgo criticó que estos nuevos trámites ambientales no son necesarios, y que se hacen para no iniciar las obras. 'Son disculpas para meter en el congelador el proyecto', indicó.
El senador socialista también interpeló al secretario de Estado sobre el impacto de las obras entre Lubián y Vilar de Barrio, que están causando daños en fincas no expropiadas o caminos y carreteras vecinales. Catalá aseguró que todas las infraestructuras se repondrán en iguales o mejores condiciones al final de las obras, ante lo que Fidalgo reclamó que se mantenga la calidad del servicio a los vecinos durante la ejecución.

Un estudio analizará la viabilidad de los cercanías
Con respecto a los servicios ferroviarios, Fidalgo se interesó por la supresión de trenes realizada en pasado mes de junio, criticando tanto el recorte como el modo en que se realizó. Catalá indicó que se han mantenido todos los servicios declarados como públicos, salvo la línea Ourense-Sanabria, cubierta por un servicio de larga distancia (que, sin embargo, no realiza las paradas intermedias que sí tenía el tren suprimido).
Con respecto a la creación de un servicio de cercanías en Galicia, Catalá anunció que está en elaboración un estudio que permita determinar su viabilidad.
Finalmente, el senador socialista se interesó por la paralización de las obras de recuperación del patrimonio que se realizan con cargo al programa '1% cultural'. Catalá aseguró que este fondo estaba 'sobredimensionado', al contar con más obras comprometidas que presupuesto disponible para su ejecución, lo que hizo necesario un replanteamiento, pero espera que en noviembre puedan retomarlo. Añadió que sí se han ido ejecutando obras que estaban previstas, entre ellas en el Monasterio de Melón, la fortaleza de O Castro en O Barco, la torre del reloj del Monasterio de San Rosendo de Celanova o la plaza de abastos de A Ponte.