INFRAESTRUCTURAS

Fomento promete dar prioridad a los tramos ourensanos de la A-56

La construcción de la autovía es una reivindicación en Ourense por el volumen de accidentes que padece la N-525

Fomento promete dar prioridad a los tramos ourensanos de la A-56

El secretario de Estado de Infraestructuras, Transportes y Vivienda del Ministerio de Fomento, Rafael Catalá, precisó ayer, en una comparecencia en el Senado y a preguntas del senador socialista Miguel Fidalgo, que su departamento considera "prioritaria" la mejora del tráfico en la salida de Ourense hacia Lugo, por lo que agilizará -aunque no concretó fechas ni plazos, según Fidalgo- la licitación de los tramos Ourense-Cambeo y Cambeo-San Martiño de la futura A-56 (Ourense-Lugo). La construcción de la autovía es una reivindicación en Ourense por el volumen de accidentes que padece la N-525 en esas zonas. Catalá también reiteró el compromiso del Gobierno para que en 2018 este operativa la alta velocidad en Galicia. Fidalgo pidió que se agilizasen los tramos Olmedo-Zamora y Zamora-Sanabria para recortar tiempos en el trayecto Madrid-Ourense pero el secretario de Estado no concretó la finalización de las obras ni tampoco, criticó el senador socialista, la fecha de licitación de los últimos 17 kilómetros de vía, entre Taboadela y la ciudad de As Burgas, la llamada variante exterior.

Precisamente en relación a la integración ferroviaria en Ourense, Catalá dijo que Fomento está trabajando con todas las administraciones implicadas "para identificar la acción más adecuada", y añadió que están "revisando alternativas" para encontrar la solución más óptima, comprometiéndose a buscar acuerdos en ese sentido con el Concello de Ourense. También destacó Catalá la prioridad de la variante Norte -lo que permitirá, cuando esté construida, ceder la N-120 para bulevar termal- pero sin plazos.