FORMACIÓN - OURENSE

La formación dual beneficiará a 216 personas en la provincia

Coasa, Textil Lonia y otras nueve empresas desarrollarán cursos de "cualificación a la carta", sufragados por la Xunta con 630.000 euros. Entre los objetivos, sortear los problemas para hallar perfiles específicos

Nave de Coasa en el Polígono de San Cibrao das Viñas.
Nave de Coasa en el Polígono de San Cibrao das Viñas.
La formación dual beneficiará a 216 personas en la provincia

La Xunta de Galicia pondrá en marcha en las próximas semanas 332 unidades formativas en 83 empresas gallegas para cualificar a la carta a 3.200 trabajadores y desempleados, una iniciativa en la que la Consellería de Economía invertirá 5,4 millones de euros. Del total de empresas, 11 están ubicadas en la provincia de Ourense, donde serán 216 las personas beneficiadas por este programa, con una inversión de 629.773 euros.

En concreto, las empresas Coasa y Cupire Padesa con 30 y 60 alumnos respectivamente. En el primer caso se trata de dos unidades formativas que versarán sobre la fabricación de elementos aeroespaciales con materiales compuestos, mientras en el caso de Cupire son cuatro unidades formativas para desarrollar diversas funciones en la fábrica de Sobradelo de Valdeorras.

A estas se unen Ebanistería Allariz, que impartirá cuatro unidades para 28 trabajadores y que se centrará en la formación en fabricación de muebles para locales comerciales y oficinas. Las dos unidades solicitadas por Lacados Galicia girarán en torno a la protección de metales y fabricación de artículos de carpintería metálica, mientras Redegal impartirá dos unidades formativas dirigidas a 16 profesionales de la empresa, sobre servicios informáticos.

Cupa Pizarras desarrollará una unidad formativa para 15 alumnos sobre elaboración de stoneback y Textil Lonia otra centrada en el planchado textil. Junto con éstas, Ambulancias As Burgas formará a 15 desempleados en transporte sanitario y la Academia Trinidade hará otro tanto a 10 personas sobre gestión administrativa. Finalmente, Newton Consultoría I-Formación iniciará a 10 personas sobre actividades profesionales científicas y técnicas. Aeronáutica, pizarra, textil, naval o piedra son algunos de los sectores implicados.


Patricia Salgado: "Formamos un perfil específico de trabajador"


La empresa Coasa, de componentes para la industria aeronáutica, es una de las que, junto con Cupire Padesa, más personas ha incluido dentro de los cursos solicitados. "El pasado año pedimos un sólo curso a la Xunta, de 15 personas, de fabricación de elementos aeroespaciales con materiales compuestos, y la experiencia fue tan buena que este año decidimos ampliar a dos los cursos solicitados", señala Patricia Salgado, responsable de Recursos Humanos de la empresa.

El objetivo marcado por la Xunta es que, al menos, un 44% de los alumnos que rematen cada curso termine contratado por la empresa que lo imparte. En el caso de Coasa, "al terminar el tiempo de formación se contrató a un 60% de los alumnos que lo finalizaron con aprovechamiento y más tarde, por necesidades de producción, se llamó al resto para ofrecerles trabajo, aunque una chica no pudo apuntarse `porque ya estaba contrata en otra empresa", explica Salgado.

La responsable de Recursos Humanos de esta empresa ubicada en el Polígono de San Cibrao das Viñas añade que uno de los beneficios de esta iniciativa de la formación dual es que, "ante la falta de personal específicamente formado para labores tan técnicas como las que precisamos en nuestra empresa", estas unidades de formación permiten a Coasa preparar "a estas personas directamente para que desarrollen esas tareas que precisamos".