EN OURENSE - COMERCIO

Las galerías de la ciudad buscan soluciones ante el agotamiento del modelo actual

La especialización planteada por el gobierno bipartito en 2010 retorna como alternativa en un contexto de vacío de ideas

Interior de las Galerías Viacambre, entre las calles del Paseo y Santo Domingo.
Interior de las Galerías Viacambre, entre las calles del Paseo y Santo Domingo.
Las galerías de la ciudad buscan soluciones ante el agotamiento del modelo actual

La  sensación entre inmobiliarios y comerciantes es que el modelo de galerías comerciales, puesto en marcha en las ciudades gallegas durante los años 70 y que tuvieron su auge en los 80 y 90, están herido de muerte. "Frente al centro comercial o las grandes áreas comerciales la idea de galería comercial se ha quedado desde hace años obsoleta, difícilmente sostenible y viable para la mayoría de actividades que no están cerca de la calle, ya que no son visibles para los potenciales clientes", subraya el presidente de la Federación Gallega de Empresas Inmobiliarias, Benito Iglesias.

Luis Fernández, secretario de la Federación Gallega de Comercio, apunta a otro aspecto importante. "Cuando se crearon las galerías comerciales, lo hicieron en torno a una serie de comercios locales de referencia, cuando todavía no existían ni franquicias ni grandes áreas comerciales", explica.

La aparición de los grandes centros comerciales fue el primer mazazo para el modelo de negocio de galerías, que unido al peso cada vez mayor de las franquicias a nivel de compras, especialmente entre la población joven, está desertizando estos espacios comerciales.

Luis Fernández apunta que, "aunque, dada la climatología de provincias como Ourense o Lugo, estos comercios deberían tener gancho, la verdad es que no es así; en Lugo ha habido remodelaciones y tampoco se ha conseguido atraer nuevos clientes, las franquicias mandan y, si en un primer momento se trasladaron a las grandes áreas comerciales, ahora se sitúan en su propio espacio en el centro de las urbes".

Iglesias considera que"solamente aquellas muy céntricas, con poco recorrido en sus pasillos (la sensación de seguridad es importante )y que apuesten por ser galerías comerciales temáticas pueden llegar a ser viables económicamente para sus usuarios y atractivas para el consumidor final".

Coincide en el análisis el presidente del Centro Comercial Aberto Ourense Centro, Luis Rivera, que recuerda que "el gobierno bipartito de la ciudad tuvo en su momento un proyecto para revitalizar las galerías por esta vía de la especialización". Algo que, señala,  ha funcionado en ciudades "como Barcelona, con espacios donde puedes encontrar toda una planta dedicada a ropa motera, otra a música de determinado tipo y otra a comida adecuada a este tipo de cliente", explica Rivera, que, sin embargo, muestra sus dudas de que esta iniciativa pueda servir de revulsivo.

"Con competidores nuevos y poderosos como Amazon y las ventas por internet, la lucha por la supervivencia se antoja complicada para este modelo de negocio", señala Iglesias, que apunta que a fecha de hoy únicamente el 22% de los locales de las más de 30 galerías comerciales principales de Ourense está ocupadas.

Este aspecto influye también en el cliente, que al ver tanto local vacío no se predispone de cara a las compras.

En la actualidad, en las galerías que dan al Paseo hay 17 locales de los que cuelgan los carteles "se vende"  y "alquila". En las de la calle Progreso -paralela al Paseo- hay otros 10. Los que están en alquiler, los precios están en función de si el negocio está más cerca de la calle o hacia el interior y la superficie.  Los hay desde 220 hasta  600  euros al mes. El alquiler del mismo espacio comercial en el Paseo es 10 veces más. OURENSE. 15/05/2018 Reportaje sobre el estado de las galerias en la calle del paseo. Galerias Centrales. Foto: Miguel Angel


Cuartos de baño obsoletos, sensación de abandono y sin plan de accesibilidad


Los clientes disponen en baños en todas las galerías, pero están cerrados. A la hora de utilizarlos, hay que pedir la llave. En las Galerías Centrales, el dueño del bar O Rosal, Jorge González, tiene una de estas. Una vez abierta la puerta, los lavados y urinarios son de hace medio siglo. La sensación de deterioro se percibe en toda la instalación, que presentaba agujeros en el techo al desprenderse parte de la escayola. 
En las Galerías Viacambre -las más amplias y con más locales- no hay rampa para que las personas que se desplacen en sillas de ruedas crucen de una calle a otra. 


Los bajos precios no animan a los comerciantes


A pesar de que los precios del metro cuadrado y del alquiler de locales en el interior de las galerías comerciales del centro se muestran muy competitivos con respecto a los que se pueden encontrar en un local a pie de calle, los locales no se ocupan. Según datos  de la Federación Galega de Empresas Inmobiliarias (Fegein), el precio de un local en Viacambre, por ejemplo, se sitúa en los 500 euros, cuando en Santo Domingo está en los 3.500 euros y en Paseo en los 5.000 euros.