EN OURENSE

El Gobierno quiere implicar a los empresarios para frenar la sangría en el río Barbaña

El nuevo subdelegado planea crear un grupo de trabajo con los polígonos, para aumentar la sensibilización. Los ciudadanos piden que sean públicos los nombres de los sancionados por verter

En el café de redacción de La Región participar  on Xoán Novoa, Juan Gil, Rocío Díaz, Emilio González Afonso, Juan José Gómez, Pablo Pérez y Jesús Vázquez.
En el café de redacción de La Región participar on Xoán Novoa, Juan Gil, Rocío Díaz, Emilio González Afonso, Juan José Gómez, Pablo Pérez y Jesús Vázquez.
El Gobierno quiere implicar a los empresarios para frenar la sangría en el río Barbaña

Los agentes implicados en la gestión y vigilancia del río Barbaña, así como representantes de vecinos y ecologistas que llevan años luchando en busca de una solución a su mal estado ecológico, se reunieron en un café de redacción, organizado por La Región. El objetivo del encuentro fue hacer un análisis de la situación y buscar una salida conjunta que permita devolver a uno de los principales ríos urbanos de Ourense el estado que se merece.

Todas las autoridades mostraron su intención de arrimar el hombro para salir de una complicada situación. Así, no solo la Confederación Hidrográfica Miño-Sil (principal órgano de gestión hidráulica), sino el Gobierno del Estado, la Xunta, la Diputación de Ourense o el Concello de la capital mostraron su deseo de revertir el estado del cauce del Barbaña.

Desde la Asociación de Veciños Barbaña y Ríos Limpos suspendieron a todos, incluso a ellos mismos, en la gestión realizada durante los últimos años.


EL PAPEL DE LAS EMPRESAS


El subdelegado del Gobierno, Emilio González Afonso, aunque recién llegado al puesto, asumió "como propios" los errores cometidos en el pasado. "Doume o suspenso como cidadán", reflexionó, poniendo sobre la mesa un primer paso para la solución, al comprometerse a convocar a los empresarios de los polígonos, iniciar una campaña de concienciación y crear un grupo de trabajo sobre el tema.

Porque el papel que juegan las industrias respecto a los vertidos ilegales no se le escapa a nadie. "Non trato de polemizar: o río tiña vida, e os problemas de contaminación empezaron a aparecer ca irrupción dunha serie de industria e os polígonos, sen o Plan Xeral de Ordenación Municipal adecuado para contar con infraestrutura de saneamento".

Así, Afonso asegura que si "no seu momento non se puxeron os medios adecuados, ou non houbo vixilancia suficiente, agora é competencia de todos", incidiendo también en el papel de los concellos afectados para que hagan cumplir sus ordenanzas. Por su parte, apeló a la colaboración entre administraciones, y recordó que "desde o Estado somos sensibles ao problema".


LOS POLÍGONOS


En ese punto, sin querer culpar a nadie, el papel de los empresarios fue puesto encima de la mesa por autoridades, ecologistas y vecinos. "Ten que haber unha sensibilidade importante do sector industrial neste tema. Vou provocar unha reunión co sector dos distintos polígonos e convocarei ao presidente dos empresarios para recordarlles as obrigas e tratar de traballar xuntos", avanzó Afonso.

En esa línea, el comisario de aguas de la CHMS, Xoán Nóvoa, reconoció que " a parte media do Barbaña, desde os polígonos ata a depuradora, é onde se sitúa a contaminación", y recordó que de los últimos expedientes,"49 son a concellos", principalmente San Cibrao. "Temos que expedientar ao titular da rede", puntualizó.

Desde Ríos Limpos, Juan Cid recordó que el Polígono de San Cibrao "naceu sen saneamento, igual que o de Pereiro ou o de Barreiros. E así, o Barbaña converteuse no gran colector da cidade".


CONOCER CULPABLES


Uno de los puntos que más inquieta a los ciudadanos es que no se conozca el nombre de quiénes realizan los vertidos ilegales. "¿Por qué no salen en el periódico las empresas sancionadas?", preguntó Rocío Díaz, presidenta vecinal de la Asociación de Vecinos Barbaña, una de las que más años lleva en la lucha.

"El río está muerto completamente, y unos se echan la culpa a otros. Es una vergüenza que la Administración no ponga coto a lo que está pasando", añadió Díaz.

"As multas son públicas, publícanse e son de ata 30.000 euros", replicó Pablo Pérez, en representación de la Diputación.


LOS FINES DE SEMANA


Gran parte de los vertidos ilegales se realizan en fines de semana o en momentos de grandes tormentas. "¿Es casualidad que cuando más vertidos hay es en el fin de semana? Creo que la Administración no hace cumplir las normas a las empresas, y las multas son pequeñas", subrayó Díaz.

"Temos cabinas de detección e cando se detecta un vertido saltan as alarmas, e en media hora está a xente e inicia as sancións. O problema non é que o vertido non se detecte. Temos xente tamén en fin de semana, o problema é que se buscan condicións adecuadas como as tormentas, porque o que o fai sabe que a depuradora non pode con todo", relata Pérez.

Ahí, en la capacidad de la depuradora, cuya gestión va a asumir el ente provincial, reside una parte del problema. "Sabemos que fai falla mellorala", reconoce.

Pero, ante la insistencia de los colectivos ciudadanos, no duda en su compromiso: "Queremos mellorar o número de cabinas de detección, xa temos os lugares escollidos".


VIGILANCIA


El número de efectivos que vigilan los vertidos contaminantes también fue uno de los puntos de conflicto. Aunque Pablo Pérez detalló que la Diputación siempre tiene personal en servicio, Juan Cid, de los ecologistas, recordó que "só hai sete policías de río" para todo Ourense. "Cantos lle tocan ao Barbaña?", se preguntó. Así, señala los problemas que vive Ríos Limpos: "Ás veces facilitamos as coordenadas onde hai un vertido e non son quen de chegar".

Rocío Díaz también puso en valor el trabajo del asociacionismo. "Es terriblemente vergonzoso que seamos tres asociaciones las que tengamos que visibilizar el problema", dijo, en referencia al juicio por el vertido que acabó con la vida de 18.000 peces en 2009.

Para Cid, todo esto genera "frustración" en la ciudadanía, si bien desde la CHMS Nóvoa le recordó que "estamos moi preocupados, sufrimos o que está a pasar, e queremos buscar unha solución integral". Para la labor de vigilancia, el subdelegado, González Afonso,

llamó a todos los presentes en el café de redacción a "coordinar e inspeccionar certos elementos entre todos. Hidrográfica, Seprona, os distintos corpos policiais e os concellos mellorando ordenanzas e a propia industria, con maior sensibilización".

En este punto, los vecinos pidieron que se endureciesen las sanciones, mientras que Emilio González Afonso volvió a apostar por "sensibilizar a las empresas". A este aspecto también se refirió Juan José Gómez, jefe de servicio de Patrimonio Natural de la Xunta en Ourense. "Hai que facer campañas de concienciación. Penso que o esforzo empeza a ter repercusión no río".


PLAN DE SANEAMIENTO


Uno de los puntos claves del encuentro entre autoridades y ciudadanos fue el futuro plan de mejora integral del Barbaña, con horizonte máximo en 2027, una fecha que no convence a los vecinos, aunque tanto el alcalde de Ourense, Jesús Vázquez, como el subdelegado se comprometieron a intentar acortar.

"O ano 2027 marca o prazo máximo, é o horizonte que establece a Unión Europea. Agora hai que entregar o proxecto en 2019, e marcará as pautas do que haberá que facer nunha segunda fase, para conseguir que o río volva gozar de boa saúde", explica el regidor. Afonso le recogió el guante y coincidió en las sus intenciones: "Queremos que sexa o antes posible".

Xoán Nóvoa, como representante del organismo de cuenca, subrayó que, aunque el saneamiento no es de su competencia, "neste caso estamos concienciados, e asumimos que é prioritario no caso do Barbaña", para el que quieren una "solución global".


INVERSIONES


El alcalde de la ciudad recordó que hay "puntos conflictivos" y se refirió al caso de la parroquia de Velle (Ourense) como muestra de la inversión para la mejora de las aguas y la colaboración institucional. "Hai un proxecto de tres millóns de euros para poñer saneamento onde non o tiñan. A colaboración está a ser moi boa".

Desde la Administración autonómica, Juan José Gómez recordó "o noso forte compromiso", y alabó el anuncio de la Diputación de hacer más cabinas de detección, como medida de avance.