EN LA CIUDAD

Golpeó a un cliente de una discoteca y, tras echarlo a la calle, agredió a un peatón

El detenido propinó puñetazos a dos hombres sin mediar palabra ni conocerlos. A uno le causó graves lesiones en un ojo

Golpeó a un cliente de una discoteca y, tras echarlo a la calle, agredió a un peatón

 La Policía Nacional detuvo a  un joven de la ciudad, Pablo M.P.C.,  de 25 años, como presunto autor de un delito de lesiones al propinar puñetazos a dos personas, a uno en una discoteca y al otro en la vía pública.

Los hechos que motivaron la detención comenzaron a las 08,00 horas del pasado 9 de julio cuando fue requerida una patrulla por un hombre que aseguraba que momentos antes, mientras se encontraba en la discoteca Urbe, situada en la calle Ramón Cabanillas, un joven al que no conocía de nada y sin mediar palabra le había propinado tres puñetazos en la cara. También comentó a los agentes que los clientes y el portero del local le ofrecieron ayuda y echaron al agresor a la calle. 

Los policías, mientras recaban información sobre lo sucedido, recibieron una nueva llamada de la Comisaría, alertando de que otro joven, con las mismas características físicas que el agresor de la discoteca, acaba de propinar varios puñetazos a un viandante en la avenida de La Habana, y que la víctima estaba tirada en la acera y con la cara ensangrentada. Una patrulla se desplazó al lugar  localizó al presunto agresor cuando caminaba por la  citada avenida, por lo que  procedieron a su detención.

Ambos lesionados fueron trasladados a un centro médico. Uno ha recibido puntos de sutura en la cara e interior del ojo, "pudiendo afectar la lesión a la visión en el mismo", según fuentes policiales. El otro presentaba hematomas.

El presunto agresor suma cuatro detenciones anteriores y ayer prestó declaración en el juzgado de guardia, quedando en libertad, aunque como investigado.