SEGURIDAD

La Guardia Civil mantendrá los cuarteles de la provincia abiertos por la mañana

Interior no prevé cerrar ninguno en Ourense, aunque algunos sí echan la persiana por la tarde 

Dos agentes de Tráfico, durante un control en la carretera N-532 (Verín-Portugal).
Dos agentes de Tráfico, durante un control en la carretera N-532 (Verín-Portugal).
La Guardia Civil mantendrá los cuarteles de la provincia abiertos por la mañana

El Ministerio del Interior no tiene previsto cerrar ningún cuartel de la Guardia Civil en la provincia de Ourense, aunque reconocer que los que están ubicados en municipios de menos de 5.000 habitantes suelen cerrar por las tardes y de noche. Recuerdan que la Guardia Civil ya tiene concentrados la mayor parte de sus efectivos en los cuarteles de las cabeceras de comarca (Verín, O Carballiño, O Barco, Celanova, Xinzo y Ribadavia), y que estos sí permanecen abiertos las 24 horas para atender a la población, establecer servicios de vigilancia y socorrer a la ciudadanía ante cualquier situación de emergencia.

La reestructuración la vienen demandando colectivos como la Unión de Guardias Civiles, que hace unos meses planteó el cierre de 19 cuarteles y puestos auxiliares en la provincia. Argumentan que el cierre sería beneficioso al disponer de más recursos efectivos en las cabeceras de comarca. Pero en el Ministerio del Interior no contemplan de momento esta posibilidad y desde la Subdelegación del Gobierno insisten en que los cuarteles de las cabeceras de comarca están operativos las 24 horas. Reconocen que los hay en el resto de municipios cierran por las tardes, pero argumentan que los habitantes ante cualquier emergencia, están atendidos.

El teniente coronel jefe de la Comandancia de Ourense, Manuel Javier Novo Colldefors, puntualiza que no tienen sobre su mesa ninguna reestructuración de cuarteles, al tiempo que recalca que, ante cualquier emergencia o delito, los agentes llegan a todos los rincones de la provincia.

En este sentido, Interior apuesta por los controles integrales en las carreteras, en los que un nutrido número de agentes, vigilan la identidad de los conductores y pueden sorprender a ladrones y narcotraficantes, entre otros delincuentes. 


Treinta y seis cuarteles en cuatro compañías


La Guardia Civil dispone de 860 efectivos para custodiar la provincia, salvo el casco urbano de la ciudad, donde patrullan la Policía Nacional y Local. Es la fuerza de seguridad con más presencia en Ourense, que desde hace años está repartida en las compañías de Ourense, A Rúa, Verín y Celanova, además de los destacamentos de Tráfico y  Seprona. La Comandancia es la que concentra mayor número de agentes, alrededor de 300, seguida por O Carballiño y Verín con unos 40 guardias civiles respectivamente. Además de los controles en carreteras y pueblos, la atención al ciudadano por las noches y madrugadas se concentra en el número 062. Ante cualquier emergencia, acudiría la patrulla más próxima al lugar.